Sin candado

Juan Carlos Jarquín Loáisiga jarloa@hotmail.com En la edición del 22 de agosto de este año, en la sección Cartas al Director se publicó una con el título “Candado jurídico”, firmada por el doctor Vicente Maltez Montiel, al respecto quiero hacerle los siguientes comentarios. La carta del Dr. Maltez, no me ha producido escalofríos, pero sí […]

Juan Carlos Jarquín Loáisiga jarloa@hotmail.com

En la edición del 22 de agosto de este año, en la sección Cartas al Director se publicó una con el título “Candado jurídico”, firmada por el doctor Vicente Maltez Montiel, al respecto quiero hacerle los siguientes comentarios.

La carta del Dr. Maltez, no me ha producido escalofríos, pero sí sorpresa por su desconocimiento de la Constitución Política de Nicaragua.

La Constitución actual no tiene ninguna prohibición para ser reformada durante sus primeros diez años de su vigencia, fue promulgada en 1987 y reformada por el gobierno de Daniel Ortega en 1990, luego reformada en 1995 y la última reforma fue la del pacto Alemán-Ortega en el año 2000, es decir no existe ningún candado constitucional.

También es inexacto, que las suscripciones populares se hayan suprimido con las reformas constitucionales de 1995, todo lo contrario, la suscripción popular no la heredamos ni del somocismo ni del sandinismo sino que fue creada por los diputados que funcionaron durante el período 90 al 96.

El doctor Luis Humberto Guzmán, ni le puso candado a la Constitución ni suprimió las suscripciones populares, si tiene culpa de haber aprobado el Código Militar que permitió que el general Humberto Ortega saliera en caballo blanco después de haber dirigido una guerra fratricida.  

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: