Cartas

Humberto Marenco Ramos En esta sección de “Cartas al Director” se publica lo que nuestro pueblo siente y desea que se mejore. Lamentablemente, hasta hoy no he visto que las opiniones, quejas y peticiones aparecidas en esta sección hayan encontrado eco en las personalidades e instituciones para que den solución y atención a las demandas […]

Humberto Marenco Ramos

En esta sección de “Cartas al Director” se publica lo que nuestro pueblo siente y desea que se mejore. Lamentablemente, hasta hoy no he visto que las opiniones, quejas y peticiones aparecidas en esta sección hayan encontrado eco en las personalidades e instituciones para que den solución y atención a las demandas y señalamientos.

Por ejemplo, son ignoradas las denuncias por malas maniobras que LA PRENSA publica diariamente. A la Policía pareciera no importarle pues continúan y con más frecuencia esas faltas. Es penoso, pero el nica siempre responde “rebeldemente” cuando se le señalan sus errores. Yo viajo en buses y taxis y he comentado estas fotografías con algunos de los supuestos “profesionales del volante”. Pero como respuesta me he llevado la famosa frase nica “me vale…”

Pero hay algo en que sí LA PRENSA puede mejorar. Es común ver en las fotografías de este Diario que cuando un funcionario del Estado hace un donativo (con dinero de las arcas del mismo Estado), siempre se hace alusión como si el funcionario se desembolsara de sus reales la donación. No es necesario que lancen flores a quienes no las merecen. Las leyendas en estos casos deberían ser diferentes, puesto que es “mi dinero y el de otros contribuyentes” el que se entrega. Basta con ver la fotografía de la Primera Dama donando 50,000 córdobas al organismo Operación Sonrisa (LA PRENSA 26 de enero de 2004, página 11)

Las sonrisas de los “donantes” ya deseara verlas si las desembolsaran de sus ingresos.