Ernesto González Valdés

Para obtener el apoyo de los padres y madres, será necesario organizar diferentes actividades ¿Debo participar en las actividades de la escuela? La interrogante del artículo de hoy, para convertirla en una afirmación, dependerá del trabajo de sensibilización que pueda realizar la escuela. Que en el caso que los padres respondan, su participación puede adoptar […]

Para obtener el apoyo de los padres y madres, será necesario organizar diferentes actividades

¿Debo participar en las actividades de la escuela?

La interrogante del artículo de hoy, para convertirla en una afirmación, dependerá del trabajo de sensibilización que pueda realizar la escuela. Que en el caso que los padres respondan, su participación puede adoptar muchas formas. Por tanto, para obtener el apoyo de los padres y madres será necesario organizar diferentes actividades, para que éstos conozcan el funcionamiento de la escuela y su importante papel en ella y entren a formar parte, en función de sus posibilidades.

La participación activa de los padres en la dinámica de la escuela debe estar dentro del Plan de Desarrollo Educativo (PDE), al igual que el currículo, los procedimientos de enseñanza, las actividades, etc. Motivar a los padres para que visiten las aulas, asistan alguna vez a la clase, acudan a las reuniones y colaboren en la casa con los objetivos que está aprendiendo su hijo, debe constar en la planificación del centro y no ser iniciativa de algún educador o educadora.

La filosofía de trabajo de la escuela deberá incluir estos componentes como parte importante en su desarrollo y, por tanto, será necesario que les sea explicado a los padres cuando vengan por primera vez a la escuela. En esta situación, las habilidades del profesor guía estarán en juego y tendrá que saber vender el producto (estamos en un negocio y de alguna forma estamos vendiendo un producto: el de la educación de sus hijos) y a la vez engancharlos como parte básica de la vida del centro. “Sí, nuestra escuela realiza muchas actividades aparte de las meramente escolares, como excursiones, talleres, kermeses, reuniones. Nosotros consideramos que es imprescindible que tomen parte de ellas para ayudar en la educación de su hijo”.

Es importante que de inicio no “asustemos” a los padres y madres presentándoles una gran cantidad de responsabilidades y actividades donde se espera que participen. La estrategia es ofrecerles muy bien los servicios, a la vez que los enganchamos emocionalmente como padres y madres competentes y comprometidos/as con la educación y desarrollo de su hijo.

¿Qué promover? Fundamentalmente los logros del centro: resultados académicos, participación y lugares alcanzados por los estudiantes en diferentes concursos a nivel de centro y otros niveles, resultados en deportes, en actividades culturales (música, teatro, artes plásticas) A lo anterior se suma el hecho de que los padres y madres de familia puedan ser atendidos a través de determinadas charlas en lo cual se toquen temas psicosociales vinculados a la conducta de los estudiantes y que ellos como parte sean capacitados.

Debe quedar claro que existen otros momentos, donde la escuela puede “vender sus bondades”, como son las fiestas o kermeses para que los niños se diviertan y los padres se conozcan entre sí, siendo esto una forma divertida y relajada de dar a conocer el funcionamiento de la escuela, los/as educadores/as, las normas de comportamiento, los amigos de los niños y los otros padres de la escuela. Inclusive, de ser posible, lograr que los propios padres participen.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: