¡Vengan navajas!

Plumas, espuelas y dinero. Esa es la antesala de una escena salpicada por la sangre en una pelea de gallos Se amarran espuelas filosas a las patas de un par de gallos, luego se llevan al juez de armadero para que revise si las espuelas, las patas y las plumas no están contaminadas. Una vez […]

(LA PRENSA/ARCHIVO)

  • Plumas, espuelas y dinero. Esa es la antesala de una escena salpicada por la sangre en una pelea de gallos

Se amarran espuelas filosas a las patas de un par de gallos, luego se llevan al juez de armadero para que revise si las espuelas, las patas y las plumas no están contaminadas. Una vez limpios y listos se encierran en un cajón para luego ser soltados en el campo de batalla, donde sólo uno resultará vencedor. Aunque ganadores habrán muchos: los apostadores que confiaron en él.

Este ambiente es común en las tradicionales peleas de gallos. Un juego popular en Nicaragua que cada año gana más terreno. Actualmente se contabilizan 196 galleras en todo el territorio nacional, de las cuales 46 están ubicadas en Managua.

A los neófitos en asuntos de gallos, estos animales de lucha les parecerán simples aves con plumas de colores, pecho exaltado y un pico rojo o amarillo, que se diferencian entre sí por algún corte de plumas o por el dueño que los carga.

Sin embargo, para Mario Tapia, un experto en asuntos de gallos, las peleas son un deporte que inició desde el período de la Colonia.

Su pasión llega al extremo que es editor de la revista Gente de Gallos, la que está organizando una pelea exclusiva para celebrar su octavo aniversario. Estamos hablando del Octavo Torneo Nacional de Gallos de Nicaragua.

Anualmente, Tapia organiza peleas de gallos los Sábados de Ramos, como una forma de celebrar el aniversario de la revista.

Este año entregará ocho trofeos a quienes resulten ganadores en la gallera municipal de la ciudad de Estelí, donde se espera que se efectúen más de 70 peleas.

“Desde hace ocho años nuestras peleas son las mejores, participan los más grandes castradores de gallos, tanto de Nicaragua como de países vecinos”, aseguró Tapia, quien siempre está inmiscuido en las galleras.

PROCEDIMIENTO

Una vez que los gallos son revisados por el juez, estos se enfrentan por 15 minutos como máximo, hasta que uno de los dos muera o se retire. El gallo que quede en pie es el ganador, pero si ambos quedan en perfecto estado, la pelea se declarará tabla, es decir un empate, y el dinero de la apuesta se repartirá en partes iguales.

Cabe recalcar que si durante los 15 minutos de pelea uno de los gallos pone el pecho y el pico en el suelo al mismo tiempo inmediatamente quedará eliminado.

PRESIDENTES GALLEROS

En el período de la Colonia española los antepasados fueron apasionados galleros y también algunos gobernantes que ha tenido Nicaragua a través de su historia. Los presidentes José Santos Zelaya, Tomás Martínez y José María Moncada Tapia disfrutaban de las peleas y hasta participaban en apuestas.

Aunque en la actualidad los presidentes no apuestan a los gallos, parte de la población nicaragüense se dedica a criar y apostar en las peleas. Basados en esa afición, los organizadores del Octavo Torneo esperan unas dos mil personas en Estelí.

“Los gallos llegados a América Latina tienen origen español y los gallos norteamericanos tienen origen inglés o irlandés y todas las razas norteamericanas han recibido el nombre de sus criadores, quienes las han mejorado de acuerdo a sus requerimientos de lucha o corte”, afirma Tapia, quien espera que este sábado en la gallera luzcan plumas de diversos colores y que la emoción del público aficionado a las peleas se vea reflejada en la explosión de adrenalina.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: