Los Tigres del Norte¡siempre fieras!

UN PÚBLICO ANIMADO, en el que figuraban personas de diversas edades, DISFRUTÓ ANOCHE la música ranchera que esta AGRUPACIÓN les trajo DESDE MÉXICO La música ranchera se apoderó del predio ubicado contiguo al edificio BAC, en Carretera a Masaya, donde centenares de fanáticos de Los Tigres del Norte bailaron y cantaron sin parar todas las […]

Hernán Hernández, segunda voz de la agrupación. ()

UN PÚBLICO ANIMADO, en el que figuraban personas de diversas edades, DISFRUTÓ ANOCHE la música ranchera que esta AGRUPACIÓN les trajo DESDE MÉXICO

La música ranchera se apoderó del predio ubicado contiguo al edificio BAC, en Carretera a Masaya, donde centenares de fanáticos de Los Tigres del Norte bailaron y cantaron sin parar todas las canciones que la agrupación entonó.

A diferencia de otros conciertos, el público no tuvo que esperar mucho tiempo para escuchar a la agrupación luego que terminara de cantar el grupo que abrió el espectáculo, pues cuando los integrantes del grupo Xolotlán bajaban del escenario los cinco “Tigres” entraban en escena para abrir la presentación con el tema Por Amar a esa Chica.

Aunque es la tercera ocasión que los mexicanos cantan en Nicaragua, los fanáticos que asistieron al concierto se mostraron tan entusiasmados como si fuera la primera vez que la agrupación se presentaba en el país, pese a que muchos de los asistentes afirmaron haber estado en alguno de los conciertos anteriores.

En muchas ocasiones se ha escuchado al grupo División Urbana cantar el tema Nicaragua Mía en versión rock, pero anoche el grupo que cantó antes que los “Jefes de Jefes”, interpretó el tema en versión grupera, además de canciones como La Cumbia Chinadegana y La Cucaracha.

Pese a que el grupo Xolotlán no es muy conocido, durante el tiempo que permaneció sobre el escenario mantuvo animado al público, a tal punto que a diferencia de otros conciertos los espectadores no pidieron a gritos que se bajaran de la tarima.

“Nos dijeron que era la mejor agrupación en su género, por eso decidimos que abrieran el concierto de Los Tigres del Norte”, explicó Léster Ruiz , de Dolphin Producciones, promotora artística que organizó el evento.

MUCHA PRECAUCIÓN

En el terreno donde se realizó el concierto, eran notorios los agentes de la Policía Nacional y bomberos que estaban prestos para entrar en acción en cualquier eventualidad.

Según explicaron miembros de la Dirección General de Bomberos, en el concierto estuvieron 35 bomberos distribuidos en tres puestos médicos, una ambulancia y un camión cisterna.

Según Ruiz, debido a que en conciertos pasados que ha realizado Dolphin Producciones (Wisin y Yandel con Aventura y Ángeles del Infierno), se presentaron algunos desórdenes, la presentación de Los Tigres fue resguardada por 150 policías, incluyendo miembros de la Brigada Especial, y 100 agentes de seguridad privada.

“En esta ocasión tuvimos más precaución, por eso a varias personas que querían entrar con sillas se las retuvimos para evitar cualquier tipo de incidentes”, dijo.

DE TODAS LAS EDADES

Aunque uno de los estereotipos que rodea a los fanáticos de la música ranchera es que son personas mayores, en la presentación de la agrupación mexicana se pudo observar personas de distintas edades, incluyendo jóvenes menores de 20 años.

“Venimos para divertirnos porque nos gusta esta música”, dijeron Darling Trujillo y Sheyla Silva, ambas de 21 años, quienes llegaron acompañadas por un numeroso grupo de jóvenes de edades similares.

Tanto jóvenes como personas no tan jóvenes bailaron durante varias horas al ritmo de Ni Parientes Somos, Directo al Corazón y La Puerta Negra, que fueron de las primeras canciones que tocaron Los Tigres del Norte.

Lea en la edición de mañana más sobre los “rugidos” de esta agrupación mexicana.