Reggaetonero nica se inspiró en el desierto

Nació en Estados Unidos pero en la sangre lleva raíces nicaragüenses heredadas de sus padres. Es una estrella del reggaeton y muchas de sus composiciones nacieron en medio de una guerra ntre las dunas de Kuwait, cerca de la frontera con Irak, el soldado nicaragüense Jorhel Aburto aprovechó cada momento libre para componer sus primeras […]

( FOTO/LA PRENSA/Cortesía Allan Ortegaray/FOTOARTE: E. ESPINALES GUIDO.)

  • Nació en Estados Unidos pero en la sangre lleva raíces nicaragüenses heredadas de sus padres. Es una estrella del reggaeton y muchas de sus composiciones nacieron en medio de una guerra

ntre las dunas de Kuwait, cerca de la frontera con Irak, el soldado nicaragüense Jorhel Aburto aprovechó cada momento libre para componer sus primeras canciones y, dos años después, se ha atrincherado en escenarios de California y Florida con un espectáculo de reggaeton que provoca buenas críticas entre aficionados y comentaristas de la música.

Se hace llamar J Smooth y este año le arrancó aplausos a miles de nicaragüenses que visitaron la Feria Agostina de Los Ángeles, en California, y la feria Exponica en Miami.

Jorhel nació en Los Ángeles hace 22 años y desde pequeño ha mantenido un vínculo con Nicaragua, por la cultura de sus padres que son nicas y porque al cumplir los 10 años lo enviaron a Managua para aprender mejor el idioma español.

“JOR EL GALLOPINTO”

Su estadía por más de un año en un barrio de Managua y como estudiante del colegio Hispanoamericano, le dejó recuerdos firmes. “Me sentí como más en familia, todo mundo era familia —evoca—. Mi tía vivía en la esquina, en la otra cuadra vivía otra tía; todos son primos, todos son familia, a cualquier lugar donde iba siempre había qué comer; era gente pobre, pero había frijolitos cocidos con la tortilla”.

Entre los primos se ganó entonces el mote de “Jor el Gallopinto”, porque le gustaba tanto esa comida típica nicaragüense que “si no había gallo pinto no comía”, reconoce.

Es probable que Jorhel Aburto aterrice de nuevo en Managua en enero próximo, sólo que esta vez lo haría como J Smooth para presentar las canciones de su primer disco Bien Hecho.

INSPIRADO EN LA GUERRA

Desde pequeño le gustó la música, pero cree que “la guerra fue el inicio de todo” lo que hoy es como artista.

Estuvo cuatro años en la Armada de Estados Unidos y al salir del servicio militar entró a la universidad a estudiar Negocios, una carrera que interrumpió al poco tiempo porque le volvieron a llamar de la Armada y fue enviado a Kuwait, a entrenarse por si requerían más tropas en Irak.

Allí, su escape fue la música. “Estás en un desierto, en una casa de campaña con otros soldados, estás durmiendo en una lona pequeña —relata Jorhel—; entonces la única manera de escapar era mentalmente, me ponía mis audífonos, tocaba música y comenzaba a escribir”. De los 24 temas del disco, sólo uno hace alusión a la guerra.

Tardó poco en Kuwait y volvió a la universidad, esta vez con una idea más clara de lo que deseaba hacer. Se matriculó en el curso “negocios de música” y comenzó la empresa artística que también imaginó en la soledad del desierto, cantando rap en inglés y luego reggaeton.

El éxito del show de J Smooth en escenarios de California, al cabo de dos años, tiene también una repercusión económica en la vida de este artista de origen nicaragüense que se hace acompañar de un grupo de bailarines, un DJ, un fotógrafo, un camarógrafo y su representante, su padre Víctor Aburto.

“No estoy ni haciéndome rico, ni estoy poniéndome pobre”, responde él cuando le preguntamos qué ganancias monetarias le ha dejado su arte. “Es un trabajo en que hay que trabajar bien fuerte, más que en un trabajo normal, para poder mantenerse uno”, agrega.