ISC a leche es “crimen social”

Experto fiscal cuestiona impuesto a leche de sabores El Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) que aplica el Gobierno a la leche de sabores y fluctúa entre 9 y 12 por ciento del valor del producto, fue calificado por el experto fiscal Teódulo Báez como “un crimen social” que se estableció en Nicaragua en la Ley […]

Teódulo Báez. (LA PRENSA / ARCHIVO)

  • Experto fiscal cuestiona impuesto a leche de sabores

El Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) que aplica el Gobierno a la leche de sabores y fluctúa entre 9 y 12 por ciento del valor del producto, fue calificado por el experto fiscal Teódulo Báez como “un crimen social” que se estableció en Nicaragua en la Ley de Equidad Fiscal, publicada en el 2003, durante la administración del ex presidente Enrique Bolaños.

Báez destacó que Nicaragua es el único país de Centroamérica que cobra el ISC a este tipo de leche y el Impuesto de Valor Agregado (IVA) a los insumos para su producción, aunque la misma ley la exime por ser un alimento básico.

El martes Alfredo Lacayo, presidente la empresa láctea Centrolac, solicitó públicamente al gobierno del Presidente de la República, Daniel Ortega, que elimine el ISC a la leche de sabores para reducir su precio y facilitar su consumo entre niños y estudiantes.

La propuesta fue bien vista por Enrique Salvo, de la empresa Eskimo S.A.

Salvo reconoció que una exoneración de impuestos reduciría el precio de la leche, pero indicó que su empresa no solicitará la eliminación del ISC porque prefiere que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) se pronuncie antes sobre la propuesta.

Por segundo día LA PRENSA intentó conocer la postura del MHCP ante la solicitud de los empresarios, pero no se obtuvo respuesta.

DGI DICE QUE HARÁ ESTUDIO

La Dirección de Relaciones Públicas de la Dirección General de Ingresos (DGI), aseguró que el director de la institución, Walter Porras, “ya ordenó que se realice un estudio de cómo se favorecerá al pueblo de Nicaragua con la eliminación del ISC sobre la leche”.

Sin embargo, para Báez “no se requiere tanto estudios” para reconocer el beneficio de eliminar el ISC en cuestión.

El argumento de una disminución de las recaudaciones, no puede ser excusa para no desgravar grabar la leche.

Propuso que el Gobierno defina una “agenda de ajuste presupuestario”, que permita acordar una lista pública de insumos exonerados para la producción de leche, que se estima cerró el 2006 con más de 160 millones de litros, según cifras oficiales.