Honduras: arreglo Gobierno-petroleras

Conoco Philips, ganadora de una licitación, importará combustibles y las tres tradicionales transnacionales del mercado lo distribuirán y ya no boicotearán proceso El Gobierno de Honduras acordó con transnacionales petroleras que éstas distribuyan en el mercado local el combustible que importará una compañía que usará terminales intervenidas por el Estado, anunció el viernes el Gobierno. […]

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, bromea con su colega Daniel Ortega en la celebración de los 15 años de la paz en El Salvador, el martes pasado. ( LA PRENSA/AFP/Yuri Cortez)

  • Conoco Philips, ganadora de una licitación, importará combustibles y las tres tradicionales transnacionales del mercado lo distribuirán y ya no boicotearán proceso

El Gobierno de Honduras acordó con transnacionales petroleras que éstas distribuyan en el mercado local el combustible que importará una compañía que usará terminales intervenidas por el Estado, anunció el viernes el Gobierno.

El asesor presidencial Enrique Flores Lanzas dijo que el acuerdo se alcanzó el jueves en El Salvador con ejecutivos de las petroleras y confirmó que éstos abandonaron Honduras por temor a represalias tras la decisión del Gobierno de intervenir las terminales.

“Ellos sentían que (la medida) los afectaba de una manera muy directa; por lo tanto se habían incluso trasladado los ejecutivos de esas empresas fuera del país, temiendo represalias a su libertad personal y contra los bienes de sus empresas”, reconoció.

La negociación fue en San Salvador porque “queríamos que privara un ambiente de seguridad, un ambiente neutral”, remarcó Flores Lanzas en rueda de prensa, y dijo que aseguró a los ejecutivos que “éste no es un proceso que busque afectar de manera directa” a sus empresas.

El asesor del presidente Manuel Zelaya explicó que las estadounidenses Esso y Texaco y la británico-holandesa Shell “han aceptado” distribuir los combustibles que importe la Conoco Philips, también de EE.UU., ganadora de una licitación celebrada por el Gobierno a finales de 2006.

Para que la Conoco Philips las use, el Gobierno decretó el sábado anterior la intervención de las terminales petroleras, mediante la aplicación de una cláusula contractual y el pago de un justiprecio.

La medida provocó el malestar del embajador de EE.UU. en Honduras, Charles Ford, quien dijo haber recibido llamadas de inversores de su país “preocupados” por lo que calificó de “expropiación”. Las tres empresas afectadas, activas en el mercado local desde hace décadas, se habían negado a prestar sus instalaciones para almacenamiento del combustible traído por Conoco Philips.

Zelaya aseguró el martes a Ford que la intervención no afectaba a las multinacionales, sólo a la hondureña Dippsa.

La Cancillería hondureña aclaró ayer en un comunicado, casi una semana después del decreto, que la medida consiste en “intervenir las terminales de abastecimiento de combustible, estableciendo un precio justo para remunerar dicho servicio, jamás expropiar o nacionalizar”.

Flores Lanzas informó que, al no lograr un acuerdo con Dippsa para el alquiler de sus terminales, el Gobierno empezó a ejecutar la intervención y negocia con una empresa peruana, que no identificó, para que maneje esos depósitos para servicio de la Conoco Philips.

Explicó que “el cambio es en la importación, no en la cadena” de comercialización, por lo que las otras empresas podrán vender al consumidor el combustible que importe la Conoco Philips.

Se espera que el contrato con la Conoco Philips se firme la próxima semana y que el primer embarque bajo el nuevo modelo arribe dentro de un mes, adelantó Flores Lanzas.