Lista la constitución del Banco de Alba

Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia finiquitaron el convenio constitutivo del Banco de Alba, con un capital suscrito de 1,000 millones de dólares, informó ayer el Ministro venezolano de Finanzas, Rafael Isea. El convenio constitutivo se concretó este martes en Caracas, en una reunión en la que participaron representantes de los cuatro países que integran la […]

Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia finiquitaron el convenio constitutivo del Banco de Alba, con un capital suscrito de 1,000 millones de dólares, informó ayer el Ministro venezolano de Finanzas, Rafael Isea.

El convenio constitutivo se concretó este martes en Caracas, en una reunión en la que participaron representantes de los cuatro países que integran la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba), a la que se sumó Dominica en enero pasado, dijo Isea en un comunicado.

“En sesenta días logramos el convenio constitutivo del Banco de Alba, una herramienta para la liberación financiera, desarrollo e integración de los pueblos de América”, subrayó el ministro.

La creación del Banco de Alba se acordó en la última cumbre del grupo, celebrada el pasado enero en Caracas, durante la que también se acordó la incorporación de la isla de Dominica a la institución.

De acuerdo con el comunicado oficial, el Banco de Alba nació con un capital autorizado de 2,000 millones de dólares y un capital suscrito de 1,000 millones, que servirán para financiar los proyectos que apruebe previamente el Consejo Ministerial de Alba.

La aportación de cada uno de los cuatro países fundadores al fondo común variará “según la capacidad de cada país”, dijo Isea, quien puntualizó que “no se puede hablar de aportes igualitarios”.

El ministro venezolano puntualizó que “cada uno de los países ha identificado el aporte que va a efectuar” en función de “una decisión soberana que hay que respetar”, si bien no especificó los montos.

Según Isea, ya están en proceso de estudio 39 proyectos, de los que 18 son prioritarios, que serán financiados con “facilidades de pago”, como la aplicación de tasas de interés “por debajo de las que existen en el mercado”.

“Se trabajará en un plan de negocios en función de que la entidad sea competitiva y rentable en términos justos. La idea es que sea una institución financiera sostenible en el tiempo”, explicó.

Además del ministro Isea, asistieron al acto constitutivo de la nueva entidad financiera el presidente del Banco Central de Cuba, Francisco Soberón, el Ministro de Hacienda de Nicaragua, Alberto José Guevara, y el Embajador de Bolivia en Venezuela, Jorge Alvarado.

Está previsto que cada país cuente con una sucursal del banco, cuya sede principal se encuentra en Caracas, y Cuba inaugurará la suya el próximo 9 de abril, según el comunicado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: