Ortega no tocará ni un centavo de los 750 mil dólares donados por EE.UU., según fuentes conocedoras del tema

Analista espera que esa misma suerte corran los 35 millones de euros que la Unión Europea anunció para Nicaragua este jueves. Especialistas explican por qué el Gobierno de Donald Trump tomó esa decisión de excluir a Ortega en el manejo de la donación

Daniel Ortega participó en cumbre virtual de mandatarios organizada por el Movimiento de Países No Alineados. LA PRENSA/Tomado de El 19 Digital

Los 750 mil dólares que el gobierno de Donald Trump destinó para Nicaragua en la lucha contra el Covid-19 no serán entregados al régimen de Daniel Ortega sino a organizaciones internacionales especializadas en materia de salud que trabajan en el país, según dijeron diversas fuentes conocedoras del tema a LA PRENSA.

Los recursos, que serán facilitados por la  Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés) a organizaciones internacionales presentes en Nicaragua con experiencia en implementación de proyectos de salud, tienen  como finalidad apoyar a los trabajadores de la salud y frenar la propagación del virus.

El Departamento de Estado de Estados Unidos indicó el miércoles en su anuncio que el fondo “en asistencia de salud proporcionará capacitación sobre prevención y control de infecciones, manejo de pandemias y apoyo para actividades específicas de comunicación y compromiso comunitario, y manejo de casos comunitarios para las poblaciones con mayor riesgo de Covid-19”.

Estados Unidos anunció sobre este fondo de cooperación el mismo día que el secretario de Estado, Mike Pompeo, alertara sobre el impacto de la pandemia en Nicaragua y restó credibilidad a los números del régimen.

“Nos preocupan los numerosos informes creíbles de hospitales que se están llenando y cuerpos enterrados al amparo de la noche, que apuntan a una situación mucho más grave de lo que el régimen reporta”, dijo Pompeo el 20 de mayo.

Lea además: EE.UU. canalizará en Nicaragua 750 mil dólares para combatir el Covid-19

Róger Arteaga, expresidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), considera que esa decisión  de Estados Unidos de no entregar recursos a Ortega refleja la poca “credibilidad” y “confianza” que este tiene  ante la comunidad internacional y espera que esa misma suerte corran los 35 millones de euros (un poco más de 38 millones de dólares) que la Unión Europea anunció para Nicaragua.

“Esto ya es una evidencia de que Nicaragua no está siendo bien vista por los donantes. Esos 750 mil dólares, que es poquito, si se compara con lo que ya el Banco Mundial, el BID, el BCIE le han otorgado a los países del SICA, a Panamá 526 millones de dólares, a El Salvador 427 millones de dólares, a Honduras 285 millones de dólares, a Costa Rica 93 millones de dólares y a Nicaragua tres millones de dólares”, explica.

“Estos 750 mil dólares no son muchos, por la misma desconfianza que tiene Estados Unidos. Hay que recordar que estos fondos son los de Usaid, que en su presupuesto ellos ponen ayuda a los países pobres y el segundo a bordo en Washington de Usaid es un nicaragüense, Eddy Acevedo, entonces él sabe, él conoce la situación de Nicaragua, conoce muy bien lo que está ocurriendo y sabe muy bien que poner dinero en manos del Gobierno es para que lo derrochen y se pierdan y no llegue realmente a la población que lo necesita”, dijo Arteaga.

¿Correrán la misma suerte los fondos de la UE?

La Unión Europea, que también ha impuesto sanciones al régimen de Daniel Ortega, anunció ayer que facilitará a Nicaragua 35 millones de euros, pero no especificó si estos serían entregados al Gobierno o canalizados a través de organismos no gubernamentales, con los que el régimen tiene una política de persecución.

En un video difundido por la Delegación de la Unión Europea, diversos embajadores y encargados de negocios del bloque europeo dejaron entrever que los recursos irán a fortalecer varios proyectos que sus embajadas están impulsando en Nicaragua.

Arteaga cree que estos recursos de los donantes internacionales pueden ser puestos en manos de organismos con prestigio como el Incae, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social,  el mismo Sistema de Integración Centroamericana que podría prestar sus estructuras para administrar los fondos y los mismos bancos locales.

“Hay un mecanismo que ayuda a que el Gobierno no toque los fondos si los donantes ponen esas ayudas en fideicomisos. ¿Fideicomisos qué cosa es? Es alguien que tiene un dinero y te lo entrega, que puede ser a una institución o un banco local, y le dice: ‘Vos vas a administrar estos fondos bajo estas condiciones y me vas a rendir cuenta a mí’. Ese mecanismo ya existe, entonces es probable que Estados Unidos no quiera arriesgarse a  darle dinero a Ortega, por lo mismo de que no tiene confianza de que Ortega lo administre bien”, explica Arteaga.

Hasta ahora Ortega ha tenido dificultades para acceder a fondos de cooperación y alivio a nivel internacional para hacer frente a la pandemia. “Darle todo este dinero al Gobierno es tirarlo al sumidero, no van a llegar a los que ellos quieren, porque esos fondos de la Unión Europea dice que es para los ciudadanos nicaragüenses que están necesitados de trabajo, alimentos, salud”, agrega Arteaga, quien considera que el temor que tienen estos donantes es que ese dinero se desvíe para fines partidarios.

Un punto negativo para Ortega, además de las sanciones, es la percepción que tienen de él los organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, “que es casi como un contralor, un auditor internacional”. El Fondo no le ha avalado ni un dólar a Ortega, que tocó sus puertas en busca de 470 millones de dólares.

“No le tienen confianza”, insiste Arteaga, quien señala que ni el Banco Centroamericano

Integración Económica (BCIE) le ha entregado dinero a Ortega y solo le ha permitido desviar recursos de un préstamo ya aprobado. “Nicaragua no da confianza, hay una total desconfianza de cómo pueda manejar este Gobierno los fondos y menos ni siquiera están manejando la situación de acuerdo como lo ha hecho El Salvador, Honduras, Guatemala y Panamá, que son los que han recibido cooperación”.

Lea además: Secretario de Estado de EE.UU. denuncia que pandemia en Nicaragua «es mucho más grave de lo que el régimen reporta»

Ortega no ha  dado muestra de lucha

A criterio del analista político Edmundo Jarquín, no es de extrañarse que el régimen de Ortega siga teniendo dificultad para acceder a nuevos financiamientos.

“No me extraña que el gobierno de Ortega tenga dificultad en el acceso a recursos de cooperación externa, pues no ha adoptado ninguna medida para luchar contra la pandemia. Incluso Ortega dijo el 30 de abril que luchar contra la pandemia era el mismo discurso de quienes protestaron en abril de 2018”, dijo Jarquín.

Agregó que tanto la UE y los Estados Unidos, como América Latina, han expresado su preocupación por la violación a los derechos humanos, que se dio y se ha mantenido.

Recursos deben venir condicionados

Eliseo Núñez, analista económico, comentó que Ortega ha demostrado que “tiene cero sensibilidad para tratar el tema”, sin embargo ante esta situación el Gobierno debería de trabajar a la par de las organizaciones civiles.

“Ahora habrá que ver cuáles son las necesidades y solo el Estado realmente puede decirte, este es el punto donde se necesita una colaboración de sociedad civil-Estado, que no es posible en Nicaragua porque Ortega es reacio, es adverso totalmente al consenso, él nunca ha generado consenso, es un hombre de estructura sectaria y eso no le permite generar consenso”, dijo.

Núñez señaló que en este contexto Nicaragua se enfrenta a un problema serio, porque estamos en manos de un gobierno irresponsable. “Creo que como mínimo, si el dinero de la UE por el volumen tiene que venir al Estado, debería de venir súper condicionado, que Ortega tome medidas y sea transparente, porque realmente lo que estamos viviendo es una situación de calamidad”, dijo.

Gobierno sin pronunciarse

Azucena Castillo, diputada opositora, señaló que es raro que hasta el momento Ortega no se haya pronunciado sobre el financiamiento que está para Nicaragua.

“Hoy (ayer) comentábamos que Nicaragua está siendo bendecida con esos 35 millones de euros y esos 700 mil dólares de Estados Unidos, sin embargo no hemos oído al Gobierno hablar de eso, lo primero que esperaríamos es el agradecimiento, pero no lo han hecho”, dijo.

Castillo señaló que si la desconfianza es grande por el sesgo que ha habido de parte del Gobierno, “es viable que lo maneje una ONG. Aquí lo importante es enfocarnos en el problema que es la gente, la salud y la vida de los nicaragüenses”.

Lea también: Eastern Airlines realizará un segundo vuelo para que estadounidenses evacúen Nicaragua. Embajada de EE.UU. insta a salir del país

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: