El momento cuando llega el ataúd al cementerio, Chito (izq.) va acompañando el cortejo fúnebre. En la foto de la derecha, Omar Pastor Mora abraza a su fiel amigo. HOY/Cortesía

La historia de Chito, el perro que siguió el féretro de su dueño hasta el cementerio

Cuando nació nadie lo quería, pues el can era "todo chiquito y flaquito", ahora Chito duerme en el lugar donde estuvo el ataúd de Omar Pastor Mora, a quien acompañaba por todas las calles de Masaya

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: