Julio «el Porteño», Jarquín en radio Corporación. LA PRENSA/O.Navarrete.

Julio “el Porteño” Jarquín: «Esta dictadura va a caer…no será la excepción»

Hijo de uno de los mejores narradores deportivos de la historia de Nicaragua. Desde hace años le sigue los pasos a su papá, aunque a partir de la crisis de 2018 ha hecho algo que su padre nunca hizo: combinar la política y los deportes en su programa matutino Cápsulas Deportivas.

Hijo de uno de los mejores narradores deportivos de la historia de Nicaragua. Desde hace años le sigue los pasos a su papá, aunque a partir de la crisis de 2018 ha hecho algo que su padre nunca hizo: combinar la política y los deportes en su programa matutino Cápsulas Deportivas.

Un recuerdo de infancia.
Cuando mi papá me compró un uniforme de beisbol y utillaje. Siempre fue muy exigente con nosotros pero muy amoroso.

Deporte favorito.
Era el beisbol, pero cuando miré jugar a Michael Jordan me fui por el baloncesto.

Una comida que no puede rechazar.
Churrasco y la sopa de frijoles con chicharrón y huevo.

Una mujer que admire.
No es por quedar bien con ella, pero es mi esposa, Iris Winter,
porque me conoció en un momento muy difícil para mí.

Lea también: Ricardo Zambrana: «Daniel y Rosario son la mejor representación de la mediocridad»

Un sueño que no ha cumplido.
Ir a Panamá y narrar beisbol de Grandes Ligas, como lo hizo mi papá.

¿Qué es lo primero que hace al levantarse?
Oro mucho, me congrego en una iglesia evangélica.

Si pudiera saber algo del futuro, ¿qué preguntaría?
¿Cuándo se van a ir (del poder) estos asesinos de Daniel Ortega y Rosario Murillo?

¿Qué quería ser de niño?
Cantante, cantaba excesivamente cuando era niño.

¿Se demora bastante arreglándose?
Sí, a veces hasta una hora. Mi esposa siempre me reclama eso y lo estoy tratando de corregir.

¿Cuáles son sus pasatiempos?
Me gusta nadar e ir a levantar pesas al gimnasio.

Un refrán.
Ni el persignado le creo (ríe).

Un personaje que le hubiera gustado conocer.
Rubén Darío y un poco más a Alexis Argüello.

Un mensaje para el pueblo de Nicaragua…
Que no se desanime… Cayó Roma, cayó Hitler, cayó Somoza. Han caído más y esta dictadura no será la excepción. Está dura la cosa, pero no nos distanciemos de Dios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: