Llegar a un hospital es casi la muerte, indican los epidemiólogos. Lo que debe hacer la ciudadanía es evitar el contagio para no tener que ir a uno de esos centros asistenciales. LA PRENSA/ ARCHIVO

“La emergencia no debe ser vista como un cheque en blanco». El llamado a los gobiernos latinoamericanos

“Si la pandemia obliga a aplazar determinadas elecciones –como viene ocurriendo en varias naciones– estas decisiones deberán hacerse por razones estrictamente sanitarias y estar basadas en un amplio consenso político-social”, cita la declaración regional.

Con el título “Cuidemos la democracia para que no sea víctima de la pandemia” la Fundación Fernando Henrique Cardoso, el Instituto de Democracia y Asistencia Electoral (IDEA) y la Fundación Democracia y Desarrollo, realizaron una declaración regional para advertir de los riesgos actuales en tiempos de pandemia que pueden “producir un grave deterioro democrático” en América Latina.

“En la raíz de las debilidades de las sociedades latinoamericanas están las varias dimensiones de las desigualdades sociales y los aún altos niveles de pobreza. Pese a los avances registrados en los últimos 30 años, éstas continúan siendo asignaturas pendientes. La pandemia las desnudó e intensificó”, detalla el inicio de la declaración que se refiere a los problemas económicos que se vienen, el papel del Estado, el caldo de cultivo para el autoritarismo y la sociedad civil.

Peligro de retroceso

Otro de los riesgos según estas organizaciones internacionales, es que la región sufra otra década de perdidas en términos económicos y un fuerte retroceso en la parte social. Además, sostienen que la pandemia representa un “campanazo de alerta” que demanda el impulsar medidas para superar los niveles de desigualdad, pobreza e informalidad. Según esta proclama, estos niveles “constituyen no solo el principal obstáculo al desarrollo sino también el caldo de cultivo para las soluciones populistas y/o autoritarias”.

Lea Además: Estudio sobre el nuevo coronavirus en América Latina, revela que Nicaragua y Bolivia son los menos transparentes

Este documento también resalta que durante la crisis actual del Covid-19 los presidentes han aumentado sus responsabilidades, pero también sus atribuciones, por lo que hacen un llamado para que el Poder Ejecutivo actúe con responsabilidad.

“En numerosos países de la región, se han decretado leyes de emergencia para combatir la pandemia. Los poderes ejecutivos deben hacer un uso responsable de estas medidas de excepción para evitar violaciones a los derechos humanos y restricciones arbitrarias de la libertad”.

Sobre aplazar elecciones

También hicieron un llamado para que las fuerzas armadas de los diferentes países sean profesionales y “que su labor no se involucre en tareas de orden público”, de igual forma hacen un llamado para que durante este tiempo no se rompa el equilibrio de poderes.

Además: Latinoamérica y el Caribe, la zona con más muertos por la pandemia 

“La emergencia no debe ser vista como un cheque en blanco para debilitar los controles y la rendición de cuentas, ni socavar la lucha contra la corrupción. Todo lo contrario. Si la pandemia obliga a aplazar determinadas elecciones –como viene ocurriendo en varias naciones– estas decisiones deberán hacerse por razones estrictamente sanitarias y estar basadas en un amplio consenso político-social”.

Papel de la sociedad civil

La fundación Fernando Henrique Cardoso, el Instituto de Democracia y Asistencia Electoral (IDEA) y la Fundación Democracia y Desarrollo, también hicieron un llamado a la sociedad civil y los organismos estatales para “propiciar” los mecanismos de control en los temas de ayudas sociales y subsidios de parte del Estado con el fin de evitar que estos ejerzan algún tipo de presión o clientelismo durante los procesos electorales que se realicen en el futuro.

Le puede interesar: Estos son los países de la región donde más casos de Covid-19 se han registrado 

El llamado de estas organizaciones finaliza invitando a reflexionar sobre la política y la democracia actual y como puede salir fortalecidas en estos tiempos, con vistas a una crisis económica mayor que en décadas pasadas. “Este es el llamado que hacemos, a pensar, a proponer, a gestar ideas y dinamizar acciones para una agenda ineludible: no solo evitar que la democracia sea víctima de la pandemia, pero también avanzar hacia una democracia de nueva generación”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: