Presuntos asesinos de niña enfrentarán juicio

Luis Ismael Hernández Zamora y Cecilio López García seguirán presos en el Sistema Penitenciario Regional (SPR) de Waswalí y tendrán que enfrentar un juicio en enero próximo por ser los presuntos violadores y asesinos de la niña Keyling Dayanna Castro Granados, de 9 años.

CORRESPONSAL/MATAGALPA

[doap_box title=»Piden Justicia» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Pobladores de Matagalpa, especialmente del valle Las Tejas y Solingalpa, se apostaron afuera del Sistema Penitenciario Regional de Waswalí exigiendo justicia y castigos severos contra los presuntos asesinos de la niña Keyling Dayanna Castro Granados, de 9 años.

[/doap_box][doap_box title=»En enero» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • Cecilio López García, de 43 años y Luis Ismael Hernández Zamora, de 27, fueron asistidos en la audiencia inicial por el abogado particular Freddy Rizo. Antes, en la audiencia preliminar, la semana pasada, los representó un defensor público.
Rizo alegó que los testigos ofrecidos por el Ministerio Público “nunca miraron a Cecilio López García en el lugar de los hechos y sólo (vieron) a Luis Ismael”, por lo que pidió al juez Bernardo Morales que, en el caso de López, dictara una medida cautelar distinta a la prisión preventiva.

En el intercambio, la Fiscalía informó al defensor que “está pendiente el peritaje biológico de ADN, el cual se está realizando en el Instituto de Medicina Legal en Managua”, razón por la que Rizo pidió a Morales que el Ministerio Público sustentara las pruebas ofrecidas, porque “no tenemos sólida la prueba del ADN”.

El judicial consideró que los elementos de convicción ofrecidos por la Fiscalía “son suficientes” para presumir la participación de los acusados en el crimen, por lo que remitió la causa a juicio el 19 de enero próximo.

[/doap_box]

Luis Ismael Hernández Zamora y Cecilio López García seguirán presos en el Sistema Penitenciario Regional (SPR) de Waswalí y tendrán que enfrentar un juicio en enero próximo por ser los presuntos violadores y asesinos de la niña Keyling Dayanna Castro Granados, de 9 años.

Así resolvió el titular del Juzgado Primero de Distrito Penal de Audiencias de Matagalpa, Bernardo Morales Mairena, al concluir ayer la audiencia inicial del proceso que Hernández y López enfrentan por la violación y asesinato de la niña.

Por medidas preventivas, debido a que grupos de matagalpinos han pretendido tomar la justicia por sus manos, la audiencia inicial fue realizada en un auditorio del SPR, bajo fuertes medidas de seguridad tanto con oficiales de la institución correccional como con agentes de distintas especialidades policiales, estos últimos reforzados por 22 antimotines de Jinotega.

COMO MEDIDA DE SEGURIDAD

Morales explicó que la realización de la audiencia en el SPR se debió a eventuales tranques que pobladores enardecidos harían en la carretera para evitar que los acusados fueran llevados desde el Penal hacia el Complejo Judicial de Matagalpa.

El crimen que conmocionó a los matagalpinos ocurrió el 31 de octubre recién pasado, cuando Keyling Dayanna salió de la catequesis e iba hacia su casa en el Sector 2 del valle Las Tejas, tres kilómetros al suroeste de la ciudad de Matagalpa. La niña fue abusada, estrangulada y semienterrada en un predio montoso de esa comunidad y el cadáver fue hallado al día siguiente.

Hernández y López fueron detenidos por la Policía el 8 de noviembre, el primero en San Miguel de Kilambé y el segundo en El Golfo, ambas localidades en el municipio El Cuá, en el departamento de Jinotega.

Durante la audiencia de intercambio de información y pruebas, la fiscal auxiliar Brígida Lilly Castillo Alvarado ofreció las declaraciones de 20 testigos además de peritos y otras pruebas instrumentales y documentales, entre éstas un vídeo sobre las declaraciones que Hernández y López brindaron a diferentes medios de comunicación, cuando habían sido detenidos por la Policía.

En esa ocasión, Hernández declaró: “Mire señor, le voy a decir la verdad, yo andaba bolo, él tenía unos enemigos y dijo que se iba a desquitar con el familiar y él me iba a pagar cinco mil córdobas”.

En tanto, López refutó: “No tengo dinero ni para comer y voy a tener para darle a él, es una mentira”.

Respondiendo a los periodistas, Hernández relató que “yo no la violé, él (López) fue quien la violó porque él dijo que se iba a desquitar (…) para serle sincero, señor, yo sólo se la pasé, yo no la conocía, él me la enseñó cuando ella venía y me dijo que ella era, la agarré de la mano y se la pasé”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: