Bachelet pide “tranquilidad y colaboración” durante comicios

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió hoy a sus compatriotas "tranquilidad y colaboración" durante las elecciones presidenciales y parlamentarias que se celebrarán este domingo 13 de diciembre en el país.

Michelle Bachelet. LA PRENSA/AFP/Claudio Pozo

Santiago de Chile/EFE

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió hoy a sus compatriotas «tranquilidad y colaboración» durante las elecciones presidenciales y parlamentarias que se celebrarán este domingo 13 de diciembre en el país.

«Quisiera llamar a votar con la tranquilidad que es habitual en nuestro país», dijo la mandataria durante una visita al centro de prensa de las elecciones, instalado en el Centro Cultural «Estación Mapocho», de la capital chilena.

«También quisiera pedir a los electores que colaboren con todos los efectivos de Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad, para que todo funcione muy bien en cada centro de votación», añadió Bachelet.

Todos los centros de votación están desde la madrugada de este viernes custodiados por efectivos de las Fuerzas Armadas y de Carabineros (policía militarizada).

Desde la medianoche quedó también prohibida toda forma de propaganda o actividad proselitista de los candidatos o partidos políticos.

Un total de 8.285.186 chilenos están convocados a las urnas para elegir este domingo un nuevo

presidente de la República, renovar la mitad del Senado, de 38 miembros, y la totalidad de la Cámara de Diputados, de 120 asientos.

Si bien el candidato de la oposición derechista Sebastián Piñera es el favorito de las encuestas, las mismas mediciones señalan también que es muy poco probable que obtenga la mayoría absoluta el domingo, lo que forzará la celebración de una segunda vuelta, el próximo 17 de enero.

El más probable rival de Piñera en esa instancia, siempre según los sondeos, será el senador y candidato de la coalición oficialista Eduardo Frei Ruiz-Tagle, aunque se prevé también una alta votación para el independiente Marco Enríquez-Ominami.

En cuanto a las parlamentarias, las encuestas y los analistas coinciden en que, salvo leves variaciones, se mantendrá el equilibrio que mantienen desde 1990 el oficialismo y la derecha y la gran novedad sería el regreso del Partido Comunista al Legislativo, del que está ausente desde 1973.

La presidenta Bachelet pidió a los electores cooperar también con los vocales de mesa, «para que el proceso de la votación, por un lado, y de los escrutinios, por el otro, se desarrolle en orden y con garantías para todos los sectores».

Según la gobernante chilena, hasta el momento la campaña «se ha desarrollado con entera normalidad, de acuerdo con lo establecido por la Constitución y las leyes, salvo incidentes menores» y expresó su esperanza de que el «clima de respeto y tolerancia» se mantenga.

En tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, que llegó a Santiago para participar en las elecciones, comentó hoy que para la comunidad internacional «no es un tema fundamental quién es elegido en Chile».

Aunque admitió que esta elección ha despertado un mayor interés porque se ve más reñida, Insulza aseguró que Chile «va a tener una continuidad económica y en alguna medida política también».

«Espero que tenga una continuidad política, pero no puedo negar que la imagen del país se ve muy sólida desde fuera y no se ve atada a la contingencia política», aseveró, en declaraciones a radio Cooperativa.

«América Latina y el Caribe han tenido procesos electorales muy normales, muy tranquilos, pero en algunos países con algunos niveles de polarizacion importantes. En Chile la cosa se ve mucho más tranquila», consideró el político socialista chileno.