Holanda confirma apoyo a escuela para niños con problemas auditivos

El pueblo de Holanda garantizará que los 94 niños con problemas auditivos que atiende la Escuela Cristiana de Sordos Isaías 29:18, de Managua, puedan comunicarse con sus familiares y vecinos aledaños a su entorno.

El pueblo de Holanda garantizará que los 94 niños con problemas auditivos que atiende la Escuela Cristiana de Sordos Isaías 29:18, de Managua, puedan comunicarse con sus familiares y vecinos aledaños a su entorno.

Miembros de la embajada de Holanda en Nicaragua visitaron ayer las instalaciones de la escuela, para develar un mural que simboliza el hermanamiento entre el pueblo holandés y Nicaragua.

Johanna Miranda, directora del centro educativo, señaló que a partir de abril entrará en vigencia un convenio de cooperación entre Holanda y el centro educativo que dirige. Este convenio durará tres años y los gastos de los cursos de comunicación a las comunidades serán asumidos por Holanda.

“Vamos a poder instruir a las comunidades donde habitan estos niños para que se puedan comunicar sin mayores problemas con sus vecinos y demás familiares”, explicó Miranda.

El embajador de Holanda en Nicaragua y presidente del Grupo de Apoyo Presupuestario (GAP), Lambert Grijns, dijo que desde el 2005 trabajan con esta escuela que alberga a niños y niñas de diversos departamentos del país.

“Ésta no es una cooperación de la embajada de Holanda ni del Gobierno en sí de Holanda, es del pueblo holandés hacia estos niños y niñas”, afirmó el diplomático europeo

DE TODO EL PAÍS

La escuela atiende a 94 niños y niñas con problemas auditivos de Managua, Masaya, Granada, León, Chinandega, Carazo y otros departamentos del país.

“Son niños de escasos recursos, aquí tratamos de enseñarles no sólo la educación básica y media, sino que tenemos más ofertas educativas técnicas para estos niños”, aseveró Miranda.

En esta escuela los estudiantes aprenden manualidades, costura, elaboración de velas, corte y confección y computación.

“Holanda, desde el 2005, nos ha ayudado con la habilitación de aulas vocacionales equipadas con máquinas industriales de costura y hay un aula de computación”, explicó Miranda.

En esta escuela los niños que son originarios de otros departamentos ingresan al internado que ofrece esta casa de estudios.

Además, los sábados se imparten cursos de intérpretes para familiares y demás personas que desean aprender el lenguaje de señas.

El mural, que simboliza el hermanamiento entre el pueblo holandés y Nicaragua, fue elaborado por los escolares de esta casa de estudios y expresa “la escuela de mi futuro”.

“Nuestros niños quieren que se les abran puertas, que puedan ingresar donde van los otros niños y además quieren ingresar a las universidades y un trabajo”, recalcó Miranda.

NIÑOS HACEN RECOLECTA

Según Grijns, en Holanda un grupo de niños salió a recolectar dinero para ayudar directamente a la escuela nicaragüense. También señaló que este país tiene grandes proyectos de apoyo a la educación en Nicaragua.

“Como Gobierno, el año pasado gastamos casi 10 millones de dólares para el sector educativo, pero ésa es una cooperación formal al presupuesto gubernamental de Nicaragua”, enfatizó Grijns.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: