Mayoría de víctimas eran latinos

La consejera regional de Justicia de Cataluña, Montserrat Tura, informó ayer que ya se han identificado a las doce víctimas del accidente ferroviario de Castellsdefels (cerca de Barcelona, noreste español). No obstante, están a la espera de contrastar el ADN de una joven rumana de 30 años, para lo cual se ha solicitado la ayuda de la Interpol y las autoridades de Rumanía.

Amigos y familiares de las víctimas del accidente de tren lloran a sus seres queridos. LA PRENSA/AP/MANU FERNANDEZ

Barcelona, España/ EFE

La consejera regional de Justicia de Cataluña, Montserrat Tura, informó ayer que ya se han identificado a las doce víctimas del accidente ferroviario de Castellsdefels (cerca de Barcelona, noreste español).

No obstante, están a la espera de contrastar el ADN de una joven rumana de 30 años, para lo cual se ha solicitado la ayuda de la Interpol y las autoridades de Rumanía.

En declaraciones a los periodistas, Tura aseguró que inicialmente se había dado la cifra de 13 fallecidos porque se pensaba que el ADN de dos fragmentos de las personas atropelladas eran de dos personas gemelas, pero al final se ha certificado que eran de la misma víctima.

La nueva persona identificada es Jhon Mauricio Osorio Linarez (Colombia, 1977), que se suma al nombre facilitado hoy, el de Jhinson Eduardo Silva (Ecuador, 1991).

Ahora sólo queda determinar la identidad de la joven rumana, puesto que en su documento de identidad no constan las huellas digitales, por lo que se ha solicitado la colaboración de la Interpol y de Rumanía, y así poder “contrastar” el ADN con los familiares que residen en aquel país.

Así, de los doce fallecidos en el atropello ferroviario ocurrido el pasado miércoles, once son latinoamericanos (naturales de Ecuador, Colombia y Venezuela) y uno es de nacionalidad rumana.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: