Plural de miss y otros casos

El otro día una periodista vino a verme para precisar bien cuál era el plural de miss, porque no estaba segura si era misses o mises.

El otro día una periodista vino a verme para precisar bien cuál era el plural de miss, porque no estaba segura si era misses o mises.

Lo primero en este caso es definir el vocablo miss. Según el diccionario es una “Voz inglesa que significa ‘señorita’. No es admisible su uso en español como fórmula de tratamiento, pues para ello debe usarse su equivalente señorita, incluso en referencia a una mujer de un país de habla inglesa” y aparece este ejemplo: “¿Y usted, señorita Watkins?”.

Se aclara también que es muy común su empleo para designar a la ganadora de un concurso de belleza, pero lo recomendable es tal caso, es adaptarlo al español en la forma mis, con el plural mises. Los ejemplos que aparecen son de periódicos como El Mundo donde afirman: “Anguita plantea a los ayuntamientos que eliminen los concursos de mises” (25.5.95).

Sin embargo, es mejor emplear equivalentes españoles, como reina (de belleza) o señorita, tal como se hace en algunos países de América: “Participé en la elección nacional de reinas de todo el país” o “Se impuso en una reñida competencia por la corona de señorita Colombia” en El País, Colombia.

Entonces ya saben, pueden optar por mises o usar su equivalente en español.

Es prudente aclarar que en español hay dos marcas para formar el plural de sustantivos y adjetivos: -s y -es. Aunque no es lo normal, hay la posibilidad de que permanezcan invariables. Escoger -s o -es se ciñe a estas reglas:

a) Sustantivos y adjetivos terminados en vocal átona o en -e tónica. Forman el plural con -s: casas, estudiantes, taxis, comités. Son vulgares los plurales terminados en -ses, como cafeses, en lugar de cafés, o pieses, en lugar de pies.

b) Sustantivos y adjetivos terminados en -a o en -o tónicas. En la actualidad forman el plural únicamente con -s: papás, sofás.

c) Sustantivos y adjetivos terminados en -i o en -u tónicas. Admiten dos formas de plural, una con -es y otra con -s, aunque en la lengua culta se prefiere la primera: bisturíes o bisturís, tabúes o tabús.