Obama: “Islam no es enemigo de EE.UU.”

El presidente Barack Obama afirmó ayer que el Islam no es el enemigo de Estados Unidos, en medio de las ceremonias que tuvieron lugar para conmemorar un inusualmente caldeado aniversario de los atentados del 11 de septiembre. En tanto, miles de personas salieron a las calles de Nueva York en dos marchas antagónicas a favor y en contra de un centro cultural islámico.

Decenas de personas que protestaron contra los planes de edificar un centro islámico portaron banderas y fotos de las víctimas del atentado del once de septiembre de 2001. LA PRENSA/AFP/DON EMMERT

NUEVA YORK/AFP

El presidente Barack Obama afirmó ayer que el Islam no es el enemigo de Estados Unidos, en medio de las ceremonias que tuvieron lugar para conmemorar un inusualmente caldeado aniversario de los atentados del 11 de septiembre. En tanto, miles de personas salieron a las calles de Nueva York en dos marchas antagónicas a favor y en contra de un centro cultural islámico.

“Como estadounidenses, no estamos ni jamás estaremos en guerra contra el Islam”, señaló Obama en el Pentágono, uno de los blancos de los ataques del 11 de septiembre de 2001, en los que murieron cerca de 3,000 personas. “No fue la religión la que nos atacó ese día de septiembre. Fue Al Qaeda, un grupo lamentable de hombres que pervierte la religión”, subrayó, en una ceremonia ensombrecida por las amenazas de un Pastor, de quemar ejemplares del Corán, y la controversia por una propuesta de construir un centro cultural islámico.

El vicepresidente Joseph Biden y el alcalde Michael Bloomberg estuvieron en Nueva York en la lectura anual de los nombres de las 2,753 personas muertas, cuando dos aviones secuestrados por extremistas islámicos se estrellaron contra las emblemáticas Torres Gemelas. “No venimos a llorar, sino a recordar y reconstruir”, expresó Biden.

La ceremonia comenzó con la interpretación del himno nacional por parte de un coro de jóvenes en la Zona Cero, donde los trabajos de reconstrucción comienzan a tomar cuerpo. Los familiares sostenían carteles con las imágenes de sus seres queridos. Una tercera ceremonia se desarrolló en Shanksville, Pensilvania, donde un cuarto avión tomado por los secuestradores cayó en un campo, elevando a casi 3,000 personas la cifra de muertos por la tragedia.

POLARIZACIÓN

Este año el aniversario del 11/9 estuvo marcado por debates polarizados sobre la construcción del centro cultural islámico, con una mezquita próxima a la Zona Cero, y la amenaza de Terry James, Pastor de una pequeña Iglesia evangélica de Florida (sur), de quemar 200 ejemplares del Corán.

Ayer el Pastor aseguró que ya no iba a quemar el libro sagrado del Islam “ni hoy, ni nunca”. Y agregó que el objetivo de su Iglesia era “mostrar que hay un elemento muy peligroso y muy radical en el Islam”.

Unas 1,500 personas marcharon en favor del derecho de una organización musulmana a construir el centro cultural a dos cuadras de donde se erigía el derribado World Trade Center.

Pero más tarde unas dos mil personas se reunieron en las cercanías para otra marcha, esta vez en contra de la mezquita, que se desarrolló horas después de las solemnes ceremonias en recuerdo de los atentados.

Esta segunda marcha tuvo como orador al político antiislámico holandés Geer Wilders, que viajó desde su país para dirigirse a la multitud. “Nunca debemos dejar mano libre a quienes quieren someternos”, expresó Wilders.

La Policía utilizó barreras metálicas para cerrar la calle del propuesto centro islámico, foco de un debate nacional y que expuso la desconfianza que generan los musulmanes en la sociedad estadounidense.

En varios países musulmanes la población salió a las calles para expresar su ira ante el proyecto de la Iglesia de Gainesville, y muchos se manifestaron quemando banderas de Estados Unidos.

El presidente Obama, que defiende la construcción del centro islámico, señaló que Estados Unidos promueve “los derechos de cada estadounidense, incluido el derecho de adorar a quien uno elija”.

Más tarde, un pequeño grupo cristiano de seis personas arrancó páginas de un ejemplar del Corán frente a la Casa Blanca, para denunciar lo que según ellos es la “mentira” del Islam. “Una de las razones por las cuales hacemos esto es que la mentira, según la cual el Islam es una religión pacífica, debe cesar”, dijo Randall Terry, miembro de este grupo cercano al movimiento ultraconservador Tea Party.

Capitular para resaltado en una nota principalkl jsdjv k dsvn s dvn sdnf v send vn we vn xnc vsnd vkn sn ns dvn sdn v sand n sdnv n dsajv n sadnv ns dvn nsadv n DNV Na dsmfn DN V,N Asknsd vkns dvn sN,Dsd f km sdm m,s dvm m sdm lsmd m sdm bv-m sdvmasadfasofuiwqoiueroiquwerpoiquweprouiqwpeoruqpoweirqowyeroiqweyrpoq

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: