Breves

La deuda interna y externa del Gobierno de Venezuela terminó en 71,700 millones de dólares el año pasado, aunque el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, aseguró la semana pasada ante la Asamblea Nacional que se hizo un manejo responsable de la política.

FINANZAS

VENEZUELA SE ENDEUDA MÁS

La deuda interna y externa del Gobierno de Venezuela terminó en 71,700 millones de dólares el año pasado, aunque el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, aseguró la semana pasada ante la Asamblea Nacional que se hizo un manejo responsable de la política.

Según datos de Finanzas, en 12 meses el saldo de estas obligaciones subió 20 por ciento, debido a que en diciembre de 2009 estaban en 59,800 millones de dólares.

Hace dos años el Ejecutivo decidió compensar la caída de los ingresos petroleros con un mayor endeudamiento y, aunque en 2010 el precio del crudo se recuperó y superó los 72 dólares (86.49 dólares en 2008), el Gobierno no modificó su estrategia y continuó endeudándose, a fin de tener recursos para atender el gasto corriente, entre otros compromisos.

De acuerdo con la información de Finanzas, la deuda interna fue la que más creció y en un año aumentó 40 por ciento al pasar de 24,700 millones de dólares en 2009 a 34,700 millones dólares en el ejercicio 2010. Gran parte de las operaciones fueron orientadas a gestión fiscal, es decir cobertura del presupuesto.

La deuda externa cerró el pasado año en 37 mil millones de dólares, registrando un aumento de 5.4 por ciento con respecto al ejercicio de 2009, cuando se ubicó en 35,100 millones de dólares.

Las autoridades aseguraron la semana pasada que a pesar de sus niveles, la deuda pública es manejable. Sin embargo, a los analistas les genera inquietud la tendencia y el costo de los compromisos a futuro.

EL UNIVERSAL/CARACAS

METALES

ORO “BRILLA” MÁS

Los contratos de futuros de oro en la Bolsa Mercantil de Nueva York terminaron ayer la sesión a 1,437.7 dólares por onza, lo que supone el segundo récord consecutivo esta semana alcanzado por la cotización del metal precioso.

Ayer el oro llegó a negociarse a 1,441 dólares por onza, pero finalmente moderó su ascenso para cerrar 6.5 dólares más caro que el martes, lo que supone un encarecimiento del 0.5 por ciento que los analistas atribuyen a la inestabilidad social y política que se vive en países de Oriente Medio y el norte de África.

Además de los disturbios en el Norte de África y Oriente Medio, el oro se benefició también de nuevos temores sobre la salud presupuestaria de los países más frágiles de la Unión Europea, como Portugal y España, y de un debilitamiento del dólar.

El euro volvió a avanzar ayer frente al dólar hasta alcanzar su nivel más alto de los últimos cuatro meses, tras persistentes especulaciones sobre una contracción monetaria en la zona euro. El euro cerró a 1.3867 dólares, frente a los 1.3774 del martes.

EFE/NEW YORK

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: