Precios retoman tendencia alcista en Nicaragua

La inflación, es decir el alza generaliza de los precios, retomó la tendencia al alza en Nicaragua en febrero pasado, al alcanzar el 0.71 por ciento, según informó el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Ampliar infografía

La inflación, es decir el alza generaliza de los precios, retomó la tendencia al alza en Nicaragua en febrero pasado, al alcanzar el 0.71 por ciento, según informó el Banco Central de Nicaragua (BCN).

El aumento de los precios registra un acumulado del 0.56 por ciento durante los dos primeros meses del año, ya que en enero la inflación tuvo un comportamiento negativo de -0.15 por ciento, y la de los últimos doce meses asciende a 7.22 por ciento.

El comportamiento de la inflación en febrero fue determinado principalmente por el impacto estacional que provocan los precios asociados al gasto escolar en este mes del año.

[doap_box title=»Nuevos cálculos» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • El repunte de los precios del petróleo en las últimas semanas ha obligado al Gobierno de Nicaragua a actualizar varias metas macroeconómicas, entre ellas la inflación.
Inicialmente se había previsto una inflación del siete por ciento para el 2011, pero ahora se habla de que podría llegar al 10 por ciento. Los economistas están de acuerdo en que el alza generalizada de los precios podría ser de dos dígitos al terminar el año.

Nicaragua cerró el 2010 con una inflación del 9.3 por ciento, la tasa más alta en Centroamérica.

En contraste, en el 2009 el país logró la inflación más baja de su historia, en este caso de 0.93 por ciento.

Diversos organismos, como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), han recomendado a Centroamérica tener especial cuidado con las presiones inflacionarias este año.

[/doap_box]

Adicionalmente se registraron incrementos en alimentos y bebidas no alcohólicas, transporte y alojamiento, agua, electricidad y otros combustibles, según el BCN.

No obstante, se observó una reducción de los precios en rubros como el tomate, el repollo, la chiltoma, el aguacate, el melón y la zanahoria, principalmente.

El BCN explicó en su informe que el precio internacional del petróleo reflejó un aumento de 0.1 por ciento en febrero, lo cual se tradujo en el incremento en el precio de los combustibles como la gasolina, diesel y gas licuado.

Raúl Amador, especialista en mercados internacionales, valoró que si la crisis política en Libia persiste, el valor del petróleo podría llegar a 120 dólares el barril. Ello incidiría directamente en un aumento de los costos de producción y, con ello, en los precios a nivel nacional.

Pero otros analistas internacionales no descartan que el crudo pueda alcanzar los 200 dólares el barril si se agravan las crisis en varios países de Oriente Medio y África del Norte, que son productores de crudo.

Por el contrario, si la crisis en Libia “se disipa” o dura menos, Amador estimó que se podría ver una “drástica caída del crudo”, probablemente en torno a los 90 dólares el barril, tal como ha asegurado el gerente general de la ESSO, Joaquín Magalhaes.

POR AHORA ES LA MENOR

El alza de los precios registrada en Nicaragua en febrero fue la segunda mayor de Centroamérica después de la de Guatemala, de 0.75 por ciento.

Sin embargo, la inflación nicaragüense acumulada durante los dos primeros meses del 2011 es, por ahora, la menor del ist mo.

En Guatemala la inflación alcanzó 0.75 por ciento en febrero pasado, por lo que la acumulada durante los dos primeros meses del presente año asciende a 1.58 por ciento, la más elevada del istmo.

En Honduras, por su parte, la inflación durante el mes pasado también estuvo marcada, según el banco central de dicho país, por el encarecimiento de las mensualidades en todos los niveles educativos (preescolar, primario, básico y superior). Añade que también influyeron incrementos de precios en algunos alimentos, bebidas no alcohólicas, alojamiento, combustibles, agua y electricidad, entre otros productos y servicios, aunque otros se abarataron.

En Guatemala también se encarecieron granos como el maíz y, en consecuencia, alimentos como la tortilla. Igualmente servicios como la telefonía residencial. Entre tanto en Costa Rica aumentaron los precios de los bienes y servicios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: