Onza de oro alcanza los US$1,509.1

El oro batió ayer un nuevo récord histórico, el sexto consecutivo, y se reafirmó sobre la simbólica cota de los 1,500 dólares la onza en la Bolsa Mercantil de Nueva York, donde se vio aupado un día más por la debilidad del dólar ante otras divisas.

Las exportaciones de oro de Nicaragua sumaron 78 millones de dólares durante el primer trimestre del 2011, o sea un crecimiento del 99 por ciento con respecto al primer trimestre del 2009. LA PRENSA/ARCHIVO

NUEVA YORK/EFE

El oro batió ayer un nuevo récord histórico, el sexto consecutivo, y se reafirmó sobre la simbólica cota de los 1,500 dólares la onza en la Bolsa Mercantil de Nueva York, donde se vio aupado un día más por la debilidad del dólar ante otras divisas.

Al cierre de la sesión en ese mercado, los contratos más negociados de oro, los de vencimiento en junio, sumaron 5.3 dólares la onza y terminaron a 1,509.1 dólares, con lo que se mantienen por segunda sesión consecutiva por encima de una barrera psicológica que jamás antes había logrado rebasar.

PLATA RUMBO A LOS 50 DÓLARES

La escalada de las últimas seis sesiones de este metal precioso —por el que ayer se llegaron a cerrar contrataciones a 1,519.2 dólares— está impulsando también a la plata a subir con fuerza, ya que se coloca como una “inversión refugio” menos costosa que el oro.

Así, los contratos más negociados de plata, en este caso los de vencimiento en mayo, sumaron ayer lunes 1.09 dólares para cerrar a 47.14 dólares, de nuevo un precio que no se veía en más de tres décadas.

Además, durante esta sesión la plata se acercó a máximos históricos al tocar los 49.82 dólares y acercarse así a la cota de los 50 dólares que alcanzó en 1980 y que jamás ha vuelto a rebasar.

La subida de estos dos metales preciosos se vio impulsada un día más por la debilidad que registraba esta primera sesión de la semana el dólar ante otras divisas, como el euro, que se cambiaba a 1.4583 dólares, comparado con los 1.4558 de la jornada precedente.

El descenso del dólar suele presionar al alza el precio de los metales preciosos y otras materias primas ya que, al negociarse en la divisa estadounidense, resultan más atractivos con un “billete verde” depreciado.

Además, la escalada de la violencia en Oriente Medio y el Norte de África está provocando que los inversores busquen en esos metales el confort de un lugar seguro dónde depositar sus fondos.

Mientras tanto el barril de petróleo terminó estable, al cerrar a 112.28 dólares el barril, es decir solo un centavo menos que el jueves pasado, la última sesión hábil de la semana pasada antes del feriado del Viernes Santo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: