Alcaldía ofrece lotes a orillas de un cauce

Para la Alcaldía de Managua no ha sido suficiente asentar a 22 familias a la orilla del cauce que cruza el sector del Conchita Palacios, ahora ha puesto a la venta otros cinco lotes en ese mismo lugar, según denunciaron los nuevos vecinos de la zona.

Pese a la basura y al peligro, 20 familias fueron reubicadas a la orilla del cauce en el complejo Conchita Palacios. LA PRENSA/ U. MOLINA

Para la Alcaldía de Managua no ha sido suficiente asentar a 22 familias a la orilla del cauce que cruza el sector del Conchita Palacios, ahora ha puesto a la venta otros cinco lotes en ese mismo lugar, según denunciaron los nuevos vecinos de la zona.

[doap_box title=»Olvidan prohibición» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

A finales del 2009, el Concejo de la Alcaldía de Managua emitió una normativa en la que prohíbe la ubicación de asentamientos a orillas de cauces. Las restricciones de construcción se extienden desde los seis hasta los 10 metros a partir de la orilla del cauce. Sin embargo, la administración municipal violó su propia norma.

[/doap_box]

“Nosotros estamos inconformes porque nos vinieron a tirar aquí sin ninguna condición. Nos dieron una limosna de indemnización, no nos garantizan los servicios básicos, el terreno que nos entregaron no corresponde al espacio que teníamos, no nos entregan los documentos de propiedad y ahora están haciendo negocios con el resto del espacio, porque los están vendiendo”, se quejó Marlene Rodríguez, madre de una de las 22 familias que fue desalojada por la comuna capitalina para facilitar la construcción del nuevo Hospital Militar en el sector norte del Jonathan González.

Como parte de ese trabajo de “despeje” para la obra de los militares, la Alcaldía de Managua ubicó a la veintena de familias cerca del cauce. Antes del traspaso, la comuna les ofreció a los afectados una indemnización justa por el uso de sus propiedades y hasta la construcción de un muro de contención para evitar mayores problemas con el cauce, que se encuentra a unos cinco metros de los lotes que les fueron asignados.

“Pero ahora se están negando de ese compromiso, a pesar que dijeron que construirían un muro para protegernos del cauce. Los niños andan picados totalmente de zancudos y ya no se aguantan los problemas del cauce”, dijo Carmen Muñoz, quien fue reasentada junto a todos sus nietos e hijos y solo recibió 6,900 dólares para construir su vivienda en el lote cedido por la comuna.

El resto de las familias también permanece inconforme debido a la falta de atención.

“Si tuviéramos los recursos para por lo menos construir viviendas seguras, entonces estaríamos en mejores condiciones en este sitio, pero eso que nos dieron como indemnización no nos cubre. En la Alcaldía se llenan la boca diciendo que nos dieron 30,000, pero eso es mentira, aquí hay gente que apenas recibió 5,000 dólares”, dijo Yanina Castro, otra de las afectadas.

Hasta ahora, la única familia que se ha resistido a salir de su propiedad en el Jonathan González es la de Benicio González, a quien la comuna capitalina ya amenazó con desalojar por la fuerza si no despeja el área para construir el hospital militar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: