Con un desborde de devoción de los fieles católicos de Rivas, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua iniciaron ayer la Cruzada Nacional del Santo Rosario a los Pies de Jesús, que se prolongará hasta el primero de julio, la cual fue decretada por la Iglesia católica como día de ayuno nacional por la paz. El alcalde orteguista de Rivas, Wilfredo López, quiso enredar el lema del gobierno de “cristiano, socialista y solidario” con los verdaderos principios cristianos, pero los feligreses interrumpieron su discurso con consignas cristianas y al final lo abuchearon. LA PRENSA/R. VILLARREAL

Obispos en cruzada por Santo Rosario

Con un desborde de devoción de los fieles católicos de Rivas, los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua iniciaron ayer la Cruzada Nacional del Santo Rosario a los Pies de Jesús, que se prolongará hasta el primero de julio, la cual fue decretada por la Iglesia católica como día de ayuno nacional por la paz. El alcalde orteguista de Rivas, Wilfredo López, quiso enredar el lema del gobierno de “cristiano, socialista y solidario” con los verdaderos principios cristianos, pero los feligreses interrumpieron su discurso con consignas cristianas y al final lo abuchearon.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: