Inician conteo de reñida elección presidencial

El proceso de votación concluyó este domingo y los peruanos esperaban resultados de la reñida disputa por la presidencia entre el izquierdista Ollanta Humala y la hija del ex presidente encarcelado Alberto Fujimori, Keiko Fujimori.

LIMA /AP

El proceso de votación concluyó este domingo y los peruanos esperaban resultados de la reñida disputa por la presidencia entre el izquierdista Ollanta Humala y la hija del ex presidente encarcelado Alberto Fujimori, Keiko Fujimori.

Al cerrarse las urnas se comenzaron a difundir encuestas y la de la firma líder Ipsos-Apoyo divulgado por la televisora América daba a Humala un 52,6% de los votos y a Fujimori 47,4%. La empresa explicó que la muestra fue de 25.000 personas dentro del territorio nacional, con un margen de error de 3 puntos porcentuales.

Otro sondeo de boca de urna de la encuestadora CPI indicó que Humala tenía 52,5% y Fujimori 47,5%.

Las mesas electorales se cerraron en todo el país a las 16.00 horas locales (2100GMT) sin mayores incidentes.

En Perú funcionaron 103.622 mesas electorales y otras 3.833 en el extranjero.

La campaña dividió a los peruanos. En la barriada limeña Villa El Salvador, Luis Rodríguez, un comerciante de 36 años, dijo a la AP que votaba por Keiko Fujimori. «Humala va a cambiar la Constitución y quedarse en el poder y se van los inversionistas», dijo.

Aida Delgado, casada con un venezolano, también apoya a Keiko porque Humala «está escondiendo sus uñas, porque igual que (el presidente de Venezuela Hugo) Chávez cada vez que va a haber elecciones se vuelve Caperucita Roja».

«Venimos de Venezuela de huir de Chávez. Treintiseis años (vivimos en Venezuela y ahora) no puedo ni vender ni alquilar ni nada, porque nadie compra», añadió esta ama de casa de 69 años que vota en el residencial barrio de La Molina.

Eva Cuadras, una ama de casa de 53 años, dijo a la AP que votaba por Humala porque con él «hay esperanzas para nosotros las personas que han trabajado años sin un pago ni un seguro y va a beneficiar a estas personas».

Isabel Apaza, una vendedora ambulante de 56 años, comentó a la AP que también votó por Humala. «Perú tiene mucha riqueza, tenemos riquezas naturales de lo cual el pueblo gana una miseria y los (que tienen) más (ganan) más», dijo.

Muchos consideran que ambas opciones amenazan la democracia. Elvia Calderón, de 60 años, dijo que no votaría «por ninguno de los candidatos, porque ninguno me convence, quiero estar con mi conciencia tranquila y espero que el que gane desempeñe un buen papel como presidente».

Tanto Humala como Fujimori han ofrecido intensificar sus programas sociales en favor de los más pobres, pero en especial de los ancianos y los bebés. Ambos candidatos son considerados por los expertos independientes como populistas.

El apoyo de Fujimori está en los éxitos que muchos peruanos reconocen al gobierno de su padre Alberto Fujimori(1990-2000) como derrotar al terrorismo de Sendero Luminoso y acabar con la hiperinflación.

Humala es popular entre los pobres que son quienes no se han beneficiado de la riqueza minera de Perú — rico en oro, plata, cobre y otros metales — que alimentaron el crecimiento económico promedio de 7% anual desde 2001.

Humala perdió por estrecho margen la elección presidencial de 2006 frente a Alan García, y alcanzó 31,6% de los votos en la primera ronda mientras Keiko Fujimori llegó a 23,5%.

Según una encuesta de la firma Ipsos-Apoyo divulgada el sábado Humala tenía 51,9% de la intención de voto mientras Fujimori alcanzaba 48,1%. El sondeo realizado el sábado entrevistó a 4.000 personas con un margen de error de 1,6%.

El presidente Alan García, comentó tras emitir su voto, que él sería «simplemente un apoyo para quien gobierne».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: