Osama bin Laden contemplaba cambio de nombre para Al-Qaeda

Mientras Osama bin Laden observaba el desmantelamiento sistemático de su organización terrorista, en sus últimas cartas se lamentó de que Al-Qaeda tuviera un problema de imagen.

Osama bin Laden. LA PRENSA/AP/ARCHIVO

Por MATT APUZZO

WASHINGTON /AP

Mientras Osama bin Laden observaba el desmantelamiento sistemático de su organización terrorista, en sus últimas cartas se lamentó de que Al-Qaeda tuviera un problema de imagen.

Su grupo estaba matando a demasiados musulmanes, sobre todo en Irak, y eso era malo para el negocio. Occidente estaba ganando la batalla de las relaciones públicas. Todos sus viejos camaradas habían muerto y él apenas conocía a sus reemplazos.

Ante estos desafíos bin Laden, que odiaba a Estados Unidos y menospreciaba el capitalismo, contempló utilizar una de las estrategias de los negocios estadounidenses. Al igual que Blackwater, ValuJet y Philip Morris, tal vez lo que Al-Qaeda necesitaba era cambiar de nombre.

El problema con el nombre Al-Qaeda, escribió bin Laden en una carta recuperada de la casa donde vivía en Pakistán, era que carecía de un elemento religioso, algo para convencer al mundo musulmán de que estaban en guerra santa con Estados Unidos.

Tal vez algo como Taifat al-Tawhed Wal-Yihad, que significa Grupo de Monoteísmo y Yihad, podría dar resultado, escribió Osama. O tal vez Jama’at I’Adat al-Khilafat al-Rashida, que significa Restauración del Grupo del Califato.

Para bin Laden, el problema era que el nombre completo del grupo, Al-Qaeda al-Yihad, que significa La Base de la Guerra Santa, se redujo simplemente a al-Qaida. Al eliminar la palabra «yihad», escribió bin Laden, Occidente pudo «aparentar simplemente que no estaba en guerra santa contra el Islam».

La carta fue descrita por funcionarios de seguridad nacional estadounidenses bajo anonimato porque el material es muy delicado.

Fue hallada entre los escritos recientes de bin Laden. Comandos de la armada estadounidense irrumpieron en su complejo en Pakistán y lo mataron antes de que pudiera oficializar el cambio de nombre de la organización. Los documentos lo muestran como el jefe ejecutivo de una organización terrorista, tratando de «vender» la guerra santa para una compañía en crisis.

En la Casa Blanca, los documentos fueron considerados una confirmación de los motivos del presidente Barack Obama por eliminar las palabras de significación religiosa del gobierno para referirse a los terroristas. Se decidió no usar términos como «yihad», que también tiene un significado religioso pacífico. En vez de «extremista islámico» se usa «terrorista».

«Las informaciones recogidas del complejo de bin Laden demuestran una Al-Qaeda bajo enorme presión», afirmó Obama el miércoles en su discurso a la nación para anunciar el retiro de soldados de Afganistán.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: