En campaña para reducir la contaminación por plástico

Del plástico se hacen las bolsas que se utilizan para cargar y, en algunos casos, hasta para guardar alimentos. También se fabrican vasos y diversos productos.

Daniella Russo (derecha) explicó anoche algunos de los daños al medioambiente que produce el plástico. LA PRENSA/M. LORÍO

Del plástico se hacen las bolsas que se utilizan para cargar y, en algunos casos, hasta para guardar alimentos. También se fabrican vasos y diversos productos.

Lo que quizás muchos desconocen, o intentan ignorar, es que al utilizar tanto plástico y tirarlo en cualquier lugar no solo provocan que una ciudad se vea sucia, sino que están “enfermando” a la Tierra al contaminarla.

De hecho, una bolsa plástica puede tardar hasta 150 años en degradarse. Es decir, tardará poco más del doble del promedio de vida de un nicaragüense.

Daniella Russo, directora ejecutiva de Plastic Pollution Coalition, indicó anoche que frente a la contaminación originada por el plástico, hay mucho por hacer.

Russo arribó a Nicaragua con la misión de concientizar a la población sobre los daños que produce al medioambiente tanta basura plástica.

ENTRE LOS MÁS DAÑINOS

“El plástico es uno de los peores contaminantes porque nunca desaparece (porque tarda décadas en degradarse). Es peor que cualquier otro tipo de basura como el papel o el vidrio”, explicó Russo, a través de Iván Saballos, quien fungió como traductor en la entrevista con LA PRENSA.

Russo aclaró que no están en contra de los productos plásticos que existen porque algunos son esenciales, pero recomendó algunas medidas que las personas pueden tomar, sin incurrir en grandes sacrificios, con el fin de reducir la contaminación.

“Se pueden reutilizar las botellas plásticas en vez de botarlas y comprar nuevas”, recomendó Russo.

Para la funcionaria de la citada alianza global, conformada por organizaciones, empresas y personas que trabajan para lograr un mundo libre de contaminación, si se logran hacer cambios en la conductas de la sociedad, los resultados se verán.

“Imagínate qué pasaría si por un día la gente de Managua deja de tirar todo ese plástico: Toda esa basura no llegaría a los basureros”, ejemplificó Russo.