11 muertos en asesinatos y balaceras en estado fronterizo con EE.UU.

Al menos 11 personas murieron asesinadas o en enfrentamientos con policías en las primeras horas del jueves en el estado mexicano de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos, ocho de ellas en el área metropolitana de su capital Monterrey, informó un organismo de socorro.

MONTERREY/AFP

Al menos 11 personas murieron asesinadas o en enfrentamientos con policías en las primeras horas del jueves en el estado mexicano de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos, ocho de ellas en el área metropolitana de su capital Monterrey, informó un organismo de socorro.

«Al momento tenemos reportados 11 decesos en lo que llevamos del jueves y apenas son las 09H00 (14H00 GMT). La mayoría de los eventos fueron en la zona metropolitana, en Guadalupe, Monterrey y al norte, en Apodaca y Escobedo», dijo Ángel Flores, comandante de la Cruz Verde, una institución de paramédicos.

Algunas de las víctimas fueron decapitadas y otras calcinadas. Las fuerzas policiales y militares realizan minuciosos patrullajes en las principales avenidas de Monterrey -polo industrial del norte de México-, donde dos hombres fueron torturados, amarrados de pies y manos y luego asesinados.

Sus victimarios dejaron los cadáveres en un automóvil que incendiaron frente a una escuela primaria.

En las ciudades de Guadalupe y Apodaca, vecina al aeropuerto que sirve a Monterrey, se registraron enfrentamientos entre policías y bandas de pistoleros, con saldo de un muerto en cada caso.

En Guadalupe también se halló un hombre maniatado y decapitado, mientras que en San Pedro Garza García, considerado uno de los municipios más ricos de México, fue hallado el cadáver con signos de tortura de un hombre de entre 30 y 35 años.

Al norte de la zona metropolitana de Monterrey, en el municipio de Escobedo, la policía encontró un cadáver calcinado.

El resto de los asesinatos se registraron en los municipios de Montemorelos y Bellavista.

La violencia generada por el narcotráfico en Nuevo León escaló, sobre todo en Monterrey, a partir del 8 de julio cuando un comando armado atacó un bar localizado en el corazón de la urbe y dio muerte a 21 personas, el mayor número de víctimas en un solo hecho registrado en ese distrito.

Las autoridades atribuyen este incremento de la violencia a acciones de los carteles del Golfo y Los Zetas, enfrentados entre sí.

Más de 41.000 personas han muerto en México en incidentes vinculados al crimen organizado desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una estrategia militarizada para perseguir a los carteles.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: