Gracias a la ópera

En el lapso de dos meses —septiembre y octubre— hemos recorrido distancias en la evolución escénica y tonal: de la ópera a la zarzuela. No de la ópera seria por la cual responde Johann Adolph Hasse, sino de la graciosa y flexible como la que hemos visto ejemplificada en Mozart.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: