También sombras en comicios rusos

El partido oficialista Rusia Unida (RU), liderado por Vladimir Putin, encabezaba con un 50 por ciento los resultados de las elecciones parlamentarias rusas tras el escrutinio del 68 por ciento de los votos emitidos tras serios señalamientos de irregularidades.

Miembros de una mesa electoral comienzan con el recuento de papeletas. LA PRENSA/EFE/MAXIM SHIPENKOV

CABLES COMBINADOS

El partido oficialista Rusia Unida (RU), liderado por Vladimir Putin, encabezaba con un 50 por ciento los resultados de las elecciones parlamentarias rusas tras el escrutinio del 68 por ciento de los votos emitidos tras serios señalamientos de irregularidades.

El diario El País de España informó que las elecciones se caracterizaron por numerosas irregularidades que fueron denunciadas por los partidos rivales de RU y por los observadores.

Guennadi Ziugánov, líder del Partido Comunista, manifestó que se habían “multiplicado por tres” el número de infracciones que tenían lugar en época de Yeltsin.

Entre otras cosas, el líder comunista se refirió a las demoras en el recuento de los votos, organización de “tiovivos”, tal como se llama a los grupos organizados que votan en distintos colegios y expulsiones de los observadores independientes de los colegios electorales.

Los hackers hicieron lo suyo tras atacar a páginas web de medios de comunicación críticos al gobierno y páginas de ONG, cuando estos difundían pruebas de infracciones, fotografías, vídeos y documentos sonoros. Se trata de las páginas de la radio Echo de Moscú, del diario Kommersant, del semanario New Times, de la ONG Golos y de su sitio interactivo “El mapa de los fraudes” (http://www.kartanarusheniy.ru).

Aún con los hechos fraudulentos la formación oficialista no superó el 50 por ciento de los votos en muchas regiones de Rusia, incluida la capital, Moscú.

Según los resultados oficiales, RU logrará mayoría en la Cámara de diputados, que se sitúa en 226 de los 450 escaños, pero perderá la mayoría constitucional de 300 de los 450 escaños, por lo que tendrá que pactar con otras fuerzas si quiere enmendar ciertas leyes de la Carta Magna.

El Partido Comunista de Rusia sería la segunda fuerza más votada con el 19.7 por ciento de los votos, un notable aumento comparado con los comicios de cuatro años (11.57).

Tanto los opositores como los analistas han interpretado el bajón electoral, sufrido por el partido oficialista, como un voto de castigo para la gestión del Gobierno durante la crisis, que tendrá que ser analizado detenidamente por los dirigentes rusos. Los expertos aún no se han atrevido a augurar si estos resultados electorales repercutirán en los comicios presidenciales de marzo de 2012, en los que Putin intentará reasumir el timón del Kremlin.

RU DESCIENDE

El partido oficialista Rusia Unida (RU), cuyas listas electorales estaban encabezadas por el presidente Dmitri Medvédev, lograría el 49.6 por ciento de los votos, cuando hace cuatro años en las legislativas obtuvo un 64.3 por ciento (315 escaños).

La participación electoral era del 50.4 por ciento a dos horas para cerrar los colegios en Moscú, y aunque no hay cifras definitivas, la afluencia ha sido inferior a la de las legislativas de 2007, cuando fue de 63.78 por ciento. Cerca de 110 millones de personas tenían derecho a votar.

El actual primer ministro Vladimir Putin, presidente de RU y candidato a la jefatura del Estado en los próximos comicios de marzo, calificó el resultado obtenido de “óptimo” y justificó el descenso por las dificultades causadas por la crisis en el país.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: