CPC despojan a Rubén Darío

Rubén Darío Lacayo, bisnieto del poeta Rubén Darío, junto a su madre Marta Lacayo, denunciaron ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que el Estado se ha apoderado de una propiedad que le pertenece a su familia desde hace más de sesenta años.

Ni los parientes de Rubén Darío escapan a los abusos del FSLN. LA PRENSA/archivo

Génesis Hernández Núñez

Rubén Darío Lacayo, bisnieto del poeta Rubén Darío, junto a su madre Marta Lacayo, denunciaron ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que el Estado se ha apoderado de una propiedad que le pertenece a su familia desde hace más de sesenta años.

Dicha propiedad, de 1,700 metros cuadrados, está ubicada en el barrio Jonathan González, donde funcionaba la Escuela República de Canadá y fue alquilada por más de 40 años al Ministerio de Educación (Mined), hasta el año 2008 cuando la señora Martha Lacayo firmó un acuerdo con las autoridades para recuperar el terreno, lo que se logró en el 2010.

Sin embargo, denunció que la Alcaldía de Managua y miembros de los oficialistas Consejos del Poder Ciudadano (CPC) invadieron esa propiedad y construyeron un campo de futbol.

Además denunció que les han impedido ingresar al lugar amenazándolos con piedras y garrotes.

“Siempre la Alcaldía de Managua de todos los gobiernos anteriores había respetado los derechos de la propiedad privada de los descendientes directos de Rubén Darío, hasta en los años ochenta”, expresó el descendiente del gran poeta nicaragüense. La presidenta ejecutiva del Cenidh, Vilma Núñez, manifestó que informarán sobre la situación de los descendientes del bardo a los poetas que participan en el VIII Festival Internacional de Poesía de Granada.

La familia Darío anunció que también enviaron una carta a la primera dama, Rosario Murillo, en busca de una solución por parte del Gobierno, pero a la fecha no han obtenido una respuesta.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: