Annan pide a Asad medidas «enérgicas» contra violencia

El emisario de la ONU y la Liga Árabe Kofi Annan pidió hoy en Damasco al presidente sirio Bashar al Asad que tome medidas "enérgicas" para terminar con los actos de violencia, tras la matanza de más de 100 personas en Hula (centro de Siria).

El emisario de la ONU y la Liga Árabe Kofi Annan pidió hoy en Damasco al presidente sirio Bashar al Asad que tome medidas «enérgicas» para terminar con los actos de violencia, tras la matanza de más de 100 personas en Hula (centro de Siria). AFP PHOTO/HO/SANA

DAMASCO, (AFP) 

El emisario de la ONU y la Liga Árabe Kofi Annan pidió hoy en Damasco al presidente sirio Bashar al Asad que tome medidas «enérgicas» para terminar con los actos de violencia, tras la matanza de más de 100 personas en Hula (centro de Siria).

En momentos en que las potencias europeas, así como Estados Unidos, Canadá y Australia anunciaban la expulsión de representantes diplomáticos sirios, Annan transmitió a Asad la «seria preocupación de la comunidad internacional», indicó su portavoz Ahmad Fawzi.

«Expresó con franqueza su parecer al presidente Asad: el plan de seis puntos no puede tener éxito si no se toman medidas enérgicas para frenar la violencia y liberar a los presos», agregó.

El plan de Annan incluye un alto el fuego instaurado el 12 de abril, la liberación de las personas detenidas durante la revuelta, la retirada del ejército de las ciudades y un diálogo político.

El plan se ha quedado en papel mojado pese a que el régimen y la oposición dijeron aceptarlo.

Durante su estadía en Damasco, Annan también se reunió con «representantes de la oposición y de la sociedad civil» y tenía previsto entrevistarse con el general Robert Mood, jefe de la misión de observadores en Siria.

No obstante, Asad dijo a Annan que el éxito de su plan de paz depende del «final del terrorismo (…) y de que se detenga el contrabando de armas», indicó hoy la televisión oficial siria.

Desde que se inició la movilización contra el régimen, en marzo de 2011, Damasco acusa a los opositores de ser «terroristas».

El Consejo de Seguridad de la ONU había condenado el sábado «una serie de bombardeos por los tanques y la artillería gubernamentales contra un barrio residencial» de Hula.

«Familias enteras asesinadas en sus casas» . La mayoría de las víctimas de la matanza fueron ejecutadas, según las primeras conclusiones de una investigación de la ONU, anunció este martes en Ginebra Rupert Colville, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

«Creemos que menos de 20 de los 108 asesinatos pueden deberse a disparos de artillería y tanques», declaró Colville en una rueda de prensa.

«La mayoría de las víctimas fueron ejecutadas de forma sumaria en dos incidentes diferentes» que fueron perpetrados, según los habitantes, por milicianos favorables al régimen, los «chabiha».

«Parece que familias enteras fueron asesinadas en sus casas», dijo.

Siria desmintió «toda responsabilidad gubernamental en esta matanza terrorista» y Rusia pidió este martes una investigación «objetiva e imparcial llevada a cabo bajo los auspicios de la misión de observación de la ONU en Siria», sobre lo ocurrido en Hula.

Por su parte, Estados Unidos, Australia y Canadá, así como varios países europeos, como Francia, Alemania, España, Italia y Gran Bretaña, anunciaron la expulsión de sus embajadores o representantes diplomáticos sirios.

Para el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle «Siria no dispone de ningún futuro con Asad. Tiene que dejar lugar para un cambio pacífico», subrayó.

El Consejo Nacional Sirio (CNS), principal coalición de oposición siria, se congratuló este martes por las expulsiones de diplomáticos sirios en varios países occidentales y pidió una resolución que autorice el uso de la fuerza contra el régimen de Asad.

En Siria, donde, según una ONG opositora, estallaron violentos combates entre el ejército y los rebeldes, murieron al menos 19 personas, de las cuales 12 civiles, este martes.

El ejército está «agotado porque ha sufrido muchas pérdidas en estos últimos días», agregó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña.

En 14 meses, la violencia ha dejado unos 13.000 muertos, de los que más de 1.800 se han registrado desde el comienzo de la tregua, según el OSDH.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: