Bagsa no teme a El Niño

A pesar que la sequía está empezando a hacer estragos en la siembra de varios países, la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa) confía en que el fenómeno climatológico no impedirá que sus transacciones crezcan al menos en un 15 por ciento en el segundo semestre del año.

Nicaragua también está en alerta ante la posible afectación del fenómeno El Niño, que trae consigo sequía. LAPRENSA/ARCHIVO

Lucydalia Baca Castellón

[doap_box title=»Los que más crecen» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Según Luis Arévalo, gerente general de la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa), los productos que registraron mayor índice de crecimiento durante el primer semestre del año son el maíz con el 91 por ciento, el frijol 58 por ciento, la leche fluida 28 por ciento y el arroz en granza con 23 por ciento. Este refleja, añade, que más productores están interesados en transar en la bolsa.

[/doap_box]

A pesar que la sequía está empezando a hacer estragos en la siembra de varios países, la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa) confía en que el fenómeno climatológico no impedirá que sus transacciones crezcan al menos en un 15 por ciento en el segundo semestre del año. En el primer semestre, pese a la baja en el precio del café y la carne y otros productos, Bagsa realizó transacciones por unos 350 millones de dólares, un veinte por ciento más en relación con el mismo período del año pasado. Al finalizar el 2012 espera que sus transacciones superen 700 millones de dólares.

“Debemos diferenciar los efectos de la sequía en la producción de Estados Unidos y los efectos que la canícula y El Niño pueden provocar en Nicaragua. Creo que vamos a salir bien con la producción, el invierno no fue tan malo, está lloviendo y vamos a poder producir”, aseguró el gerente general de Bagsa, Luis Arévalo.

Para Arévalo el efecto de la oferta y la demanda “es mágico”. Aunque el precio del maíz, el trigo y la soya, que se producen en Estados Unidos ya se incrementaron hasta en un 25 por ciento, eso permitirá que haya más recursos para producir y “pronto veremos llenarse los mercados”.

Se espera que el sorgo que se siembra en el país, “por ser muy dependiente del maíz y la soya producido en Estados Unidos”, también incremente su precio. Esto puede ser un estímulo para que se incrementen las áreas previstas para este grano. En promedio se produce un millón de quintales de sorgo y su período de siembra inicia a partir del 15 de agosto.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: