Pobladores asediados por pandillas

Los pobladores de comunidades rurales como Uniles y el Volcán ubicadas entre los municipios de Somoto y San Lucas, en Madriz, no contarán más con los servicios de ambulancias de la Cruz Roja y del Ministerio de Salud debido a los constantes daños que han sufrido estos vehículos de parte de pandilleros.

Nadie responde por los daños ocasionados a las ambulancias. LA PRENSA/W.ARAGÓN

William José Aragón Rodríguez

Los pobladores de comunidades rurales como Uniles y el Volcán ubicadas entre los municipios de Somoto y San Lucas, en Madriz, no contarán más con los servicios de ambulancias de la Cruz Roja y del Ministerio de Salud debido a los constantes daños que han sufrido estos vehículos de parte de pandilleros.

La tarde del pasado domingo, una ambulancia del puesto de salud del municipio de San Lucas, resultó con los vidrios quebrados cuando transportaban a tres personas lesionadas, tras una trifulca de pandillas en esas zonas.

Armando Morales Umanzor, director de la Cruz Roja Madriz, dijo que meses atrás la única ambulancia con que cuenta esa institución fue atacada por los mismos antisociales.

“No vamos a seguir arriesgando la vida de nuestros socorristas y mucho menos dejando que destruyan nuestra unidad, porque nadie responde por los daños materiales”, dijo ayer Morales Umanzor al comisionado mayor José López Dolmus, jefe de la Policía en Madriz.

Dolmus dijo que 13 personas vinculadas a las pandillas se encuentran detenidos por la batalla campal que armaron la tarde del domingo, mientras había un encuentro deportivo de futbol en un campo entre la comunidad de Uniles, del municipio de Somoto, y El Volcán, en San Lucas.

Habitantes de la zona donde se di

eron los enfrentamientos constantemente se muestran temerosos por el accionar de estos grupos que por los efectos del licor y la droga los despojan de dinero y objetos personales.