Clínica Verde con los más pobres

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers, visitó ayer la Clínica Verde, en Boaco, en donde anualmente se atienden unas 13,500 personas, prioritariamente niños y embarazadas.

La mayor parte de las personas que se atienden en la Clínica Verde provienen del área rural de Boaco LA PRENSA/A.MARTÍNEZ

Auxiliadora Martínez

[doap_box title=»Miles beneficiados» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

En el 2012 se atendieron 13,342 pacientes de la zona urbana y rural en la Clínica Verde.

Una de las metas es construir un modelo de negocios para la sostenibilidad de la clínica, ya que es necesario que los beneficiarios contribuyan con algo, en ese sentido desde octubre del año pasado se les pide una contribución de 30 córdobas, si están a su alcance.

Además de la atención médica, a los usuarios se les garantiza el medicamento, señaló la directora del centro doctora Alba Castillo.

El 31 por ciento de la población atendida en la Clínica Verde en el 2012, fueron menores de 5 años, que es parte de la meta propuesta de atender a la niñez. Otro dato es que la mayoría son mujeres de 20 a 34 años. El 60 por ciento proviene de la zona rural y de 121 comunidades. Mientras de la zona urbana se beneficia a 31 comunidades.

[/doap_box]

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers, visitó ayer la Clínica Verde, en Boaco, en donde anualmente se atienden unas 13,500 personas, prioritariamente niños y embarazadas.

Un 60 por ciento de los pacientes proviene de la zona rural. La embajadora recorrió todas las áreas de la Clínica Verde, en compañía de la directora del centro, doctora Alba Castillo.

Ayer los miembros de la junta directiva y donantes del proyecto sostuvieron su primera reunión del año.

Susan Dix Lyons, quien emprendió el proyecto social de construir una clínica médica para las personas más necesitadas del departamento de Boaco, con un enfoque ambientalmente sostenible, destacó el trabajo que la directora Alba Castillo ha venido desarrollando, con apoyo del equipo de trabajo.

“Cada uno de los miembros es importante en nuestro equipo, gracias a ellos Clínica Verde ha desarrollado una reputación en la calidad de atención a la población; ustedes son la primera línea, la cara de Clínica Verde, estoy muy agradecida”, resaltó.

Dix Lyons dio la bienvenida a la embajadora Powers, Cristiana Chamorro y miembros del consejo de dirección de la organización, al igual que voluntarios del Cuerpo de Paz, impulsores del proyecto.

Indicó que sin el aporte de la entonces ministra de Salud, Margarita Guardián, el doctor Armando Incer Toledo y la generosidad del alcalde Vivian Orozco, quien donó el terreno, la Clínica Verde no fuera una realidad.

Dix Lyons entregó reconocimientos a uno de los miembros fundadores de Clínica Verde y a la esposa de este, develizando una placa en su honor.

La doctora Castillo presentó los diferentes servicios brindados el año pasado en Clínica Verde, cuya visión es tener un modelo de atención para las familias más necesitadas y la misión es mejorar la salud de las mujeres y niños que viven en pobreza, con atención médica de alta calidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: