Años “dorados” llegan a su fin

Los operadores de oro son más bajistas que nunca en tres años y medio al caer los precios al nivel más bajo desde 2010 luego de que el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke dijera que el banco central estadounidense podría comenzar a reducir el estímulo.

La compra de oro se vuelve menos atractiva para los inversores. LA PRENSA/BLOOMBERG

Bloomberg News

Los operadores de oro son más bajistas que nunca en tres años y medio al caer los precios al nivel más bajo desde 2010 luego de que el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke dijera que el banco central estadounidense podría comenzar a reducir el estímulo.

[doap_box title=»Ligera mejora» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Fiel al refrán que dice que después de la tormenta siempre llega la calma, Wall Street vivió este viernes una jornada tranquila y sin grandes sobresaltos un día después de haber firmado su mayor caída en siete meses por culpa de la Fed, lo cual afectó al oro.

El metal recuperó parte de las fuertes pérdidas del jueves hasta cerrar en 1.293,10 dólares la onza.

[/doap_box]

Quince analistas que participaron en una encuesta de Bloomberg prevén que los precios bajarán la próxima semana, en tanto seis fueron alcistas y cinco neutrales, el mayor porcentaje de bajistas desde enero de 2010. El metal ayer cayó por debajo de los 1,300 dólares la onza por primera vez desde septiembre de 2010. Los inversores este año vendieron 520.7 toneladas de productos que cotizan en bolsa (ETP, por sus siglas en inglés) valuadas en unos 21,700 millones de dólares.

El oro duplicó su precio desde 2008 en tanto la flexibilización cuantitativa incrementó el balance de la Fed a un récord de 3.41 billones de dólares. Bernanke dijo el 19 de junio que el banco central podría empezar a reducir las compras mensuales de deuda de 85,000 millones de dólares este año y poner fin al programa en 2014. El lingote se encamina a su primera caída anual desde 2000 después de que algunos inversores perdieron la confianza en el metal como reserva de valor.

“Los comentarios de la Fed son la última señal de que el mercado alcista del oro se está terminando”, señaló Frédérique Dubrion, presidente y director de inversiones en Ginebra de Blue Star Advisors SA, que administra activos de metales y energía. “Uno de los atractivos del oro, especialmente desde 2008, se debía a la flexibilización cuantitativa. Que vayan a moderar el ritmo de las compras no es una buena señal para el oro”, añadió.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: