Paraíso bajo el agua

Bajo la superficie del mar se encuentra un mundo sorprendente y colorido compuesto por jardines acuáticos y centenares de especies marinas.

Entre Chacocente y la frontera con Costa Rica se han identificado más de 500 zonas donde existen arrecifes de coral. A menudo los arrecifes de coral son llamados «selvas del mar», pues forman uno de los ecosistemas más diversos de la Tierra. Estos

Por José Denis Cruz

Bajo la superficie del mar se encuentra un mundo sorprendente y colorido compuesto por jardines acuáticos y centenares de especies marinas.

[doap_box title=»Precios» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Para adentrarse a las profundidades del mar primero debe llevar un curso de buceo que le imparte la Escuela Nacional de Buceo. Hay tres.

Un inicial, un avanzado y un especial en buceo profundo. El curso inicial tiene un costo de 300 dólares más impuesto e incluye el uso de piscina, sesiones de clase, materiales de lectura, alquiler de los equipos y pangas.

Los demás cursos están en dependencia de la cantidad de buceo que requieran los
estudiantes. Si usted ya tiene un certificado puede inscribirse en el tour de buceo que se realiza cada mes.

El precio es de 70 dólares e incluye dos buceos, alquiler de equipos y lancha. La Escuela Nacional de Buceo ha extendido más de 400 certificados de buceo desde 2009.

Los cursos son impartidos por cinco profesionales y cumplen con estándares internacionales. Para cualquier consulta puede llamar al teléfono celular 83888512 , con Fabio Buitrago .

[/doap_box]

Son los arrecifes de coral y más de 500 se han identificado entre Chacocente (Carazo) y la frontera con Costa Rica. Son paraísos de ensueños y uno de los mejores lugares para verlos es San Juan del Sur, Rivas. En ellos se alberga la cuarta parte de los seres marinos conocidos.

Si desea conocer el ir y venir de los seres vivos que habitan bajo la superficie del mar puede hacerlo con la Escuela de Buceo de Nicaragua.

Fabio Buitrago, profesor de este centro de instrucción, señala que los tours de buceo se realizan una vez al mes y los principales requisitos son saber nadar y tener una licencia de buceo.

Buitrago explica que la escuela funciona desde 2009 y desde entonces han puesto sus ojos en las aguas del Pacífico del país.

Explosión de colores

No es necesario que bucee hasta las profundidades del mar para observar la explosión de colores de los peces que habitan en ese ecosistema.

Cuando se adentra lo primero que observa son los moluscos adheridos a las piedras y decenas de peces de todos los colores.

Si corre con suerte podrá ver delfines, ballenas o tortugas de paslama.

Mientras desciende podrá contemplar a decenas de rayas revolcarse en las arenas y a medusas que se mueven como naves espaciales.

Los arrecifes de coral son un reino dominado por especies que incluso no son muy conocidas por el ser humano.

“A través de la escuela queremos llevar más conocimiento de la riqueza que hay bajo el agua. La gente no tiene idea de la riqueza que hay en el Pacífico de Nicaragua”, dice el biólogo Fabio Buitrago.

Y por si le gustaría ver el esplendor de las especies puede hacer el buceo en las noches. El paisaje marino se vuelve más impresionante y los arrecifes de coral se llenan de colores naturales. Es todo un espectáculo.

Sin embargo, el buceo nocturno se imparte dependiendo del grado de entrenamiento que tiene la persona y la profundidad que le faculta la licencia de buceo.

En San Juan del Sur se puede bucear en tres niveles de profundidades. El primero es hasta un máximo de 60 pies. En el segundo 100 pies y en el tercero 130 pies. La belleza natural que se puede apreciar desde los tres niveles es inimaginable. Es un deleite para la vista.

De diciembre a marzo son los mejores meses para bucear. Sin embargo la actividad se puede realizar en cualquier época del año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: