Perú: Trasladan a Fujimori al hospital por problemas de salud

El encarcelado expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) ha sido trasladado este viernes a una clínica de Lima para ser atendido por problemas de salud no especificados, tras presentar en la previa una subida de tensión arterial durante el inicio de un juicio en su contra.

El expresidente peruano Alberto Fujimori. LA PRENSA/EFE/Paolo Aguilar

Lima/EFE

El encarcelado expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) ha sido trasladado este viernes a una clínica de Lima para ser atendido por problemas de salud no especificados, tras presentar en la previa una subida de tensión arterial durante el inicio de un juicio en su contra.

Fujimori, condenado a 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos, llegó en una ambulancia a la clínica Centenario, en el distrito de Pueblo Libre, bajo estrictas medidas de seguridad que no permitieron registrar imágenes que los periodistas que aguardaban en los exteriores.

El abogado de Fujimori, William Castillo, declaró previamente a Canal N de televisión que el traslado de su cliente fue resultado de una reunión entre un médico del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que lo atiende y su galeno de cabecera.

«Su estado de salud no es el óptimo a raíz de la exposición necesaria, porque así era el mandato jurisdiccional, que ha tenido ayer», indicó Castillo.

«Su salud se ha visto disminuida. El médico del INPE que lo atiende así como su médico de cabecera han recomendado su inmediata evacuación a una clínica local para un tratamiento de urgencia», agregó el abogado, que prefirió no dar más detalles sobre las dolencias de su cliente de 75 años.

El jueves último, la audiencia que se celebraba contra Fujimori por el presunto desvío de 122 millones de soles (43 millones de dólares) para comprar la línea editorial de diarios sensacionalistas durante su gobierno tuvo que ser suspendida debido a una crisis de hipertensión del exmandatario.

A diferencia de los juicios anteriores, Fujimori se presentó con un semblante cabizbajo, vestido informalmente, con un suéter oscuro, camiseta blanca y pantalón kaki, algo despeinado y bajo de peso.

En junio pasado, el presidente Ollanta Humala negó el indulto humanitario que solicitaron en octubre de 2012 los cuatro hijos de Fujimori a su favor, al seguir las recomendaciones de la comisión de gracias presidenciales que lo evaluó, al no tener una enfermedad terminal ni transtornos mentales graves.

La familia y allegados de Fujimori argumentaron en un inicio que éste era un paciente de cáncer de alto riesgo, una condición que no padece actualmente, según indicó la junta médica que lo revisó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: