Instituto técnico de Costa Rica matriculará a menores extranjeros

El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) matriculará a estudiantes extranjeros en condición migratoria irregular, a petición de organismos que defienden los derechos de los inmigrantes y la Defensoría de los Habitantes.

Josué Bravo

Corresponsal / Costa Rica

edicion.digital@laprensa.com.ni

El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) matriculará a estudiantes extranjeros en condición migratoria irregular, a petición de organismos que defienden los derechos de los inmigrantes y la Defensoría de los Habitantes.

El director ejecutivo del INA, Francisco Marín, indicó que se tomó la decisión luego de reunirse con varias ONG, la Defensoría, el Patronato Nacional de la Infancia y autoridades de la Dirección General de Migración y Extranjería.

Marín indicó que la matrícula será a menores de edad entranjeros entre los 15 y 18 años de edad, siempre y cuando cumplan con los requisitos internos para cada curso que imparta el INA.

Desde finales del año pasado, organizaciones como el Servicio Jesuita para Migrantes y la Fundación Merienda y Zapatos, que atiende principalmente a nicaraguenses en Costa Rica, se quejaron de que el INA violaba convenios internacionales suscritos por este país a favor de la niñez y la adolescencia, al no permitir la matrícula de extranjeros en condición migratoria irregular, alegando razones de legalidad.

El INA es una institución autónoma que capacita y forma profesionales en el país. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Inec), en Costa Rica viven 287 mil 766 nicaragüenses y representan el 74.6 % del total de inmigrantes residentes; calculado en 385 mil 899 extranjeros.

De esa cantidad de nicaragüenses, el 9.5 por ciento no tiene estudios, el 48.9 por ciento primaria, el 35.1 por ciento secundaria y el 6.5 universitaria.

“No es problema por falta de recursos porque según la Contraloría, en el año 2012 el INA sub ejecutó el 29 por ciento del presupuesto estatal asignado. Con eso tenemos elementos para decir más específicamente que tienen derecho los extranjeros y existe el dinero para el estudio”, lamentó a mediados de año el sociólogo costarricense Carlos Sandoval, director de Merienda y Zapatos.

“Lo que pretendemos es que tan siquiera sean candidatos a elegir una vez cumplido los requisitos académicos y nuestra tesis es que ese principio de legalidad también incluye la normativa internacional a la cual el estado ha suscrito”, añadió.

El director ejecutivo del INA explicó que una vez hecho el trámite de los requisitos a cumplir en cada curso, se remitirá el listado de alumnos extranjeros a Migración para que en caso de deserción estudiantel, le cancele la condición migratoria.

Sandoval explicó que en principio, el INA reconoce el derecho irrestricto de los menores de edad a la educación al no poner más trabajas a los extranjeros para su ingreso, pero manifestó su reserva al conbinar el acceso a la institución con la documentación de los adolescentes foráneos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: