Insalubridad en terminal

Al problema de la basura en la terminal del mercado municipal de Masaya, Ernesto Fernández, ahora se suman las charcas. “Aquí siempre ha habido mucha basura, este lugar siempre ha sido antihigiénico porque mucha basura botan en el parqueo los comerciantes. Por eso cuando hago alguna compra en cualquier lado de este mercado llego a lavar bien mis productos”, comentó doña Jenny Membreño, quien llegó desde Nindirí.

Unas 20 mil personas se estima circulan a diario en la zona de la terminal de buses, copada por comerciantes informales. LA PRENSA/N. GALLEGOOS

Noel Amìlcar Gallegos

Al problema de la basura en la terminal del mercado municipal de Masaya, Ernesto Fernández, ahora se suman las charcas. “Aquí siempre ha habido mucha basura, este lugar siempre ha sido antihigiénico porque mucha basura botan en el parqueo los comerciantes. Por eso cuando hago alguna compra en cualquier lado de este mercado llego a lavar bien mis productos”, comentó doña Jenny Membreño, quien llegó desde Nindirí.

El problema se da en la zona llamada La Rotonda, donde se ubican unos cien comerciantes informales ofertando desde ropa usada, medicina natural, hasta comida.

Según el concejal del PLI, Bernardo Silva, hay quejas de muchos comerciantes que aseguran que en ese perímetro hay gente mayorista que vende sus productos y luego se marchan, dejando sucio el lugar.

Se intentó conocer la versión del alcalde sandinista Orlando Noguera, quien según los comerciantes de la referida zona, ha concedido el permiso para que los mayoristas hagan comercio. El intento fue en vano.

Los comerciantes ubicados en la terminal aducen que las autoridades de Salud de la ciudad no llegan a fumigar o a echar abate, por lo que tienen que lidiar con los insectos.

Dijeron que el permiso que tienen de la Alcaldía para ocupar ese espacio es hasta finales de este año. “Nosotros siempre a las 10:00 de la mañana comenzamos a empacar. Ya al mediodía nosotros desaparecemos de aquí”, comentó Cecilia López.