Las edades de Lulú

Almudena Grandes nunca pudo imaginar que sería una escritora con tanta suerte: afortunada por el éxito de Las edades de Lulú, cuando más falta le hacía, dichosa por interesarse por Toulouse antes de conocer la ciudad y feliz de tener unos lectores que le gustan y con los que “se tomaría una caña”.

“Empecé a venir a Toulouse hace veinte años, la ciudad que me mostró la realidad del exilio republicano”. LA PRENSA/EFE

Almudena Grandes nunca pudo imaginar que sería una escritora con tanta suerte: afortunada por el éxito de Las edades de Lulú, cuando más falta le hacía, dichosa por interesarse por Toulouse antes de conocer la ciudad y feliz de tener unos lectores que le gustan y con los que “se tomaría una caña”.

[doap_box title=»El atlas para guiarse» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Grandes asegura que, si algunos escritores necesitan “brújula” para guiarse entre sus personajes, y otros usan mapas, ella precisa de “atlas” y, aún así, le falta espacio.

“Yo quería escribir desde el principio, pero la historia de mi ambición empieza cuando presenté Las edades de Lulú al premio La sonrisa vertical; primero, quería ser finalista y, cuando lo fui, quería ganar”, reconoce la escritora, mientras camina por las calles de la Ciudad Rosa.

“He tenido mucha suerte porque Lulú… me regaló una vida, la vida que yo quería vivir”, advierte, mientras de reojo mira la sede de la Cinematheque y comenta: “Aquí estaba la sede del PSOE de Toulouse, centro de la actividad republicana de la ciudad”.

[/doap_box]

“A mis lectores los cuido mucho, porque creo que son el único premio verdadero al que puede aspirar un escritor, el único que no se puede comprar, el único que no caduca y el único que no está sujeto a vaivenes”, afirma la autora.

Y añade: “Te diré más: la industria editorial siempre habla mal de los lectores, les responsabiliza de la presión del mercado, pero hay algo que nunca se dice y es que los lectores son la libertad del escritor, y por eso son tan importantes”.

“Pero mi mayor suerte —agrega— es que me gustan mis lectores. Voy a las ferias del libro y los veo, mayores o más pequeños que yo, y reconozco que me tomaría una caña con la mayoría de ellos”.

Grandes se encuentra en Toulouse, ciudad de referencia para el exilio republicano español y centro neurálgico de las tres primeras novelas de sus episodios sobre la Guerra Civil y la posguerra española.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: