Lluvias no dan tregua y suelos están saturados

Unas 250 viviendas fueron anegadas, tras las intensas lluvias registradas en la ciudad de León la noche del sábado 18 de octubre. También se reportaron más de 50 árboles caídos en esta ciudad.

Varias localidades de Nicaragua han sido afectadas por las lluvias de las últimas semanas. LAPRENSA/ARCHIVO

201014porLluvias,photo01
201014porLluvias,photo01

Unas 250 viviendas fueron anegadas, tras las intensas lluvias registradas en la ciudad de León la noche del sábado 18 de octubre. También se reportaron más de 50 árboles caídos en esta ciudad.

Las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) están preocupadas. Los suelos están saturados de agua y ya no resisten, admitió este domingo la primera dama Rosario Murillo. Según ella los pronósticos de lluvia no son alentadores. Se teme que las precipitaciones continúen cayendo en los sitios más afectados.

Murillo aclaró que a pesar de que hoy se reanudan las clases en los colegios, suspendidas debido al terremoto del 13 de octubre, se mantiene en el país la Alerta Amarilla por las lluvias y los sismos.

En León, la zona más afectada es el barrio conocido como El Chorizo, en donde 160 viviendas fueron anegadas totalmente, con al menos dos metros de agua.

Los habitantes del sector reportan que varios niños presentan enfermedades respiratorias y fiebre. Además, manifestaron que tras la inundación, el sistema de aguas negras y letrinas colapsaron.

[doap_box title=»Emergencia en Granada» box_color=»#336699″ class=»aside-box»] E n Granada nuevamente se activó la emergencia en las comunidades cercanas al río Ochomogo y Las Breñas, cerca del empalme de Nandaime. Las autoridades locales activaron el Comupred y la Defensa Civil, para volver a sacar a la gente más afectada de sus casas y llevarlas a los mismos albergues que fueron abiertos hace dos semanas.
Las lluvias también inundaron las calles de la ciudad de Nandaime y desbordaron el arroyo que cruza las comunidades de Las Breñas, en el empalme, por lo que se activó el albergue de la escuela San Martín. [/doap_box]

“El adoquinado que están instalando actualmente vino a perjudicar a nuestras viviendas, todas están llenas de agua y queremos que el Gobierno nos ayude, el proyecto fue de lo más cochino que hicieron”, dijo Jeannette Ramírez, afectada por las lluvias en el sector de El Chorizo.

“Tanto los ingenieros como los funcionarios de la Alcaldía tenían conocimiento que si llovía se iban a inundar las viviendas”, dijo Mario Vanegas, otro de los afectados.

CALLES deterioradas

En el casco urbano de León, en los barrios donde las calles son de adoquines, estos fueron arrancados por las extensas corrientes que produjo la lluvia de este sábado por la noche, en un lapso de dos horas.

Una de las calles principales de la ciudad, que se ubica de la iglesia Guadalupe hacia la Catedral, un árbol de nim se cayó, bloqueando el tránsito vehicular.

A las 7:15 de la mañana de este domingo colapsó el techo de madera y tejas de una vivienda ubicada en el barrio San Felipe, debido al mal estado del mismo y la cantidad de lluvia que se registró.

DERRUMBES EN MASAYA

Como un efecto dominó cayeron las losetas de cemento de una propiedad privada cerca de un camino, en el sector El Corozal, cerca de Las Cuatro Esquinas en la ciudad de Masaya. Los vecinos manifestaron que afortunadamente nadie iba pasando por ese trecho a la hora que colapsó, de igual forma temen que el resto del muro caiga de repente.

En el sector del barrio Loco, de esta misma ciudad, la Defensa Civil se apresuraba a botar una casa vieja de adobe, porque los propietarios así lo pidieron, para evitar una desgracia.

“Esta casa tiene mucho tiempo, y queremos evitar muertes. Los propietarios se trasladaron a otra casa. Tenemos planificado botar otra casa por El Calvarito, pero sería posterior porque tenemos poco personal”, dijo Eymi Gómez, jefe de brigadas.

En Niquinohomo los pobladores del barrio Andrés Castro pidieron a las autoridades municipales reparar el cauce de ese barrio, porque las piedras se cayeron y la corriente sigue socavando las propiedades aledañas.

(Con apoyo de Lucía Vargas y Noel Gallegos)

Las lluvias también inundaron las calles de la ciudad de Nandaime y desbordaron el arroyo que cruza las comunidades de Las Breñas, en el empalme, por lo que se activó el albergue de la escuela San Martín.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: