Tía Hormiguita guía a niños y jóvenes a Dios

Ama a los niños y cada día a través de su programa les transmite los valores del Evangelio, el amor a Dios y la Virgen María.

Lorena Arguello, con el programa Tía Hormiguita, promueve los valores católicos a niños y jóvenes. LA PRENSA/ LISSA VILLAGRA

Ama a los niños y cada día a través de su programa les transmite los valores del Evangelio, el amor a Dios y la Virgen María.

Lorena Argüello cumplió 14 años de conducir el programa radial Tía Hormiguita, en Radio María.

“A mí me encantan los niños y desde hace 14 años a través de Radio María les inculcamos los valores cristianos y morales”, asegura sonriendo Tía Hormiguita.

Pero aquellos niños ya son jóvenes y Tía Hormiguita acaba de iniciar un programa de dos días en la semana para los jovencitos, muchos de ellos ya en la universidad.

“Pensamos en atender a esos jóvenes a quienes de niño les ayudamos a crecer en los valores y las buenas costumbres, pero ahora, ya jóvenes, ellos necesitan ser atendidos porque tienen otros retos, están estudiando y siempre necesitan de orientación”, expresa Tía Hormiguita.

El programa de Tía Hormiguita promueve en la niñez los valores del Evangelio, como el Rosario, la importancia de la oración y la promoción de las relaciones en la familia.

Con los jóvenes Tía Hormiguita debate el contenido de la Biblia, cómo enfrentar la vida ahora que son estudiantes y que se relacionan con otros jóvenes.

“Al joven lo debemos preparar porque ya está fuera de casa, ahora se relaciona con otras personas. Y claro, son jóvenes que pueden inspirar a otros jóvenes a buscar de Dios y esa es la idea, que ellos también evangelicen”, afirma Lorena Argüello de Román, incansable trabajadora y motivadora de niños y jóvenes, a quienes guía cada día a una mejor relación con Dios.

EVANGELIZARÁ A LA FAMILIA

Tía Hormiguita relata que evangelizar a los niños y a los jóvenes a través de su programa ha sido una oportunidad también para evangelizar a la familia.

“Ese es el objetivo que al evangelizar a los niños y a los jóvenes, ellos se conviertan en evangelizadores de sus familias. Yo veo en sus rostros como aman a Dios y eso tiene un impacto positivo en la vida de sus hogares. Los niños y los jóvenes son toda una bendición en sus hogares”, afirmó Lorena Argüello de Román.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: