“Rejuvenecido”

Paraguay declarará de interés la edición educativa del Quijote adaptada para el uso escolar por el novelista y académico español Arturo Pérez-Reverte

Paraguay declarará de interés la edición educativa del Quijote adaptada para el uso escolar por el novelista y académico español Arturo Pérez-Reverte, dijo la ministra de Educación, Marta Lafuente, durante la presentación en Asunción de esa nueva versión de la novela de Cervantes.

La ministra explicó que esa declaración supondrá un empuje para que el Quijote de Pérez-Reverte “cabalgue por el Paraguay del siglo XXI”.

“La declaración significa que la adaptación tendrá una llegada masiva, una manera de darle reconocimiento y difusión, y una mayor disponibilidad para su lectura”, declaró Lafuente.

Añadió que esa difusión se hará desde el Ministerio y contará con la colaboración de la red de bibliotecas de Paraguay, país que desde noviembre ostenta la presidencia del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), auspiciado por la Unesco.

NUEVA VERSIÓN
[doap_box title=»EN BREVE» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, España, noviembre de 1951) se dedica en exclusiva a la literatura, tras vivir 21 años (1973-1994) como reportero de prensa, radio y televisión, cubriendo informativamente los conflictos internacionales en ese periodo. Trabajó doce años como reportero en el diario Pueblo, y nueve en los servicios informativos de Televisión Española (TVE), como especialista en conflictos armados.[/doap_box]

La nueva adaptación del Quijote fue presentada en el Centro Cultural de España Juan de Salazar en un acto en el que participó, además de la ministra, la presidenta de la Academia Paraguaya de la Lengua, Renée Ferrer, y el embajador de España, Diego de Bermejo.

Ferrer alabó el trabajo de Pérez-Reverte y calificó su adaptación como una manera de aliviar “ese lenguaje que tal vez dé un poco de miedo a la juventud”.

“Enfrentar una adaptación de semejante obra es un trabajo titánico y creo que Pérez-Reverte ha logrado realmente mantener la magia”, opinó Ferrer.

La académica reconoció que las adaptaciones tienen muchos críticos y enemigos, incluso entre los propios escritores, pero señaló que son apropiadas para incentivar su lectura a un público juvenil que “vive en un mundo digital”.

“Creo que esta adaptación es necesaria porque puede llegar a los distintos niveles de comprensión”, añadió.