Nepotismo en poder judicial

Después de que trabajadores judiciales denunciaran el nombramiento de más de cuarenta familiares de magistrados del Tribunal de Apelaciones y algunos jueces en los departamentos de Madriz, Nueva Segovia y Estelí, la presidenta de Apelaciones en la circunscripción Las Segovias, magistrada Luz Adilia Cáceres, admitió que sí tienen familiares ocupando puestos administrativos, pero que han llegado ahí porque han concursado y ganado.

Se ha criticado que magistrados del Tribunal de Apelaciones de Las Segovias y jueces tienen a familiares en dependencias judiciales de Estelí, Madriz y Nueva Segovia. LA PRENSA/ W. ARAGÓN

Después de que trabajadores judiciales denunciaran el nombramiento de más de cuarenta familiares de magistrados del Tribunal de Apelaciones y algunos jueces en los departamentos de Madriz, Nueva Segovia y Estelí, la presidenta de Apelaciones en la circunscripción Las Segovias, magistrada Luz Adilia Cáceres, admitió que sí tienen familiares ocupando puestos administrativos, pero que han llegado ahí porque han concursado y ganado.

Cáceres dijo que los magistrados de la circunscripción Las Segovias no se encargan de hacer los nombramientos, sino el Consejo Nacional de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) después de la evaluación que hacen funcionarios de Managua en cada territorio.

Francisca Pérez Espinoza, dirigente sindical del poder judicial en el departamento de Estelí, negó que sean apañadores o encubridores y que callen ante esta situación y dijo que ya están agotando las diversas vías para denunciar lo que denominó abuso de autoridad.

“Nosotros ya denunciamos esto ante los mismos magistrados del Tribunal de Apelaciones de Estelí (TAE) y ante las autoridades de la Corte Suprema de Justicia y también estaremos recurriendo ante el Ministerio del Trabajo (Mitrab) porque aquí se están violando oportunidades para trabajadores de esta institución que llevan años trabajando y profesionalizándose para ganarse un puesto y no se les da oportunidades y más bien gente sin un nivel profesional ya ocupan cargos con buenos salarios”, declaró.

«Es un abuso de autoridad que hayan nombramientos de familiares cercanos de magistrados y jueces (…) y se deje sin oportunidad a trabajadores que sí llevan años profesionalizándose y que han concursado sin ningún chance». Francisca Pérez Espinoza, dirigente sindical del poder judicial, Estelí.

En tres departamentos

En una lista proporcionada a LA PRENSA aparecen con nombres y apellidos más de cuarenta personas que son hijos, sobrinos, esposos y esposas, tíos, hermanos y hermanas de magistrados y de jueces que forman parte de las áreas administrativas y judiciales en los complejos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia.

Las fuentes, quienes solicitaron no se revelaran sus nombres, criticaron a los dirigentes del sindicato de ese poder del Estado, a quienes calificaron de apañadores y hasta cómplices de estas actuaciones que impiden que trabajadores profesionales y abogados puedan hacer carrera judicial.

No se puede decir “no”

Sobre las denuncias de nepotismo en el poder judicial, la magistrada Luz Adilia Cáceres, presidenta del Tribunal de Apelaciones Circunscripción Las Segovias, dijo que “los nombramientos no los determinamos nosotros los magistrados, sino el nuevo modelo de justicia con Carrera Judicial y Carrera Administrativa que manda a concursar a los aspirantes a cargos y si alguien de la familia estudió y concursó para ocupar un puesto no podemos decirle que no aspire al mismo”.