Examinación cutánea podría detectar enfermedades

Expertos mexicanos descubrieron una forma de detección cutánea en humanos de las enfermedades neurodegenerativas de Alzheimer y Parkinson, un hallazgo con repercusión mundial que, de confirmarse, permitirá conocer en profundidad dichos padecimientos sin cura.

Expertos mexicanos descubrieron una forma de detección cutánea en humanos de las enfermedades neurodegenerativas de Alzheimer y Parkinson, un hallazgo con repercusión mundial que, de confirmarse, permitirá conocer en profundidad dichos padecimientos sin cura.

“Teniendo tejidos de un paciente vivo como la piel, que se puede cultivar, es posible que podamos entender mejor la fisiopatogenia (funcionamiento del organismo) de estas enfermedades”, dijo a Efe Ildefonso Rodríguez Leyva, colíder de esta investigación de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

En México, se calcula que el uno por ciento de la población mayor de 65 años padece párkinson, un porcentaje parecido al del alzhéimer y que aumenta a medida de que la población envejece, señaló el también representante internacional de la Academia Mexicana de Neurología.

De hecho, los estudios estiman que cuatro de cada diez personas mayores de 85 años sufren algún tipo de dolencia neurodegenerativa, recordó Rodríguez.

“Actualmente, estas enfermedades cobran gran relevancia por el envejecimiento de la población mundial. Este estudio nos da la ventaja de investigar sus mecanismos”, explicó a Efe María Esther Jiménez, colíder del ensayo.

Hasta el momento, las proteínas “anormales”, como la alfa-sinucleína en párkinson y la tau en alzhéimer, se habían detectado en el cerebro de personas fallecidas o en tejidos nerviosos, no cultivables en laboratorio.

El hallazgo permitió detectar las enfermedades con un “pedacito de piel” de humanos vivos y estudiar y reproducir sus células a posteriori, explicó Rodríguez Leyva.

“Si logramos que la piel sea un espejo del cerebro, podremos observar la progresión y eficacia de los tratamientos”, secundó Jiménez.