Renuncia tesorero del partido de Rousseff tras detención por caso Petrobras

"Por asuntos de orden práctico y legal, Joao Vaccari Neto solicitó su separación de la Secretaría de Financias y Planificación del PT", informó el Partido de los Trabajadores en un comunicado en el que, sin embargo, expresó su solidaridad para con el ahora extesorero y su familia.

Fotografía de archivo del tesorero del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Joao Vaccari, en una audiencia sobre el caso Petrobras. LA PRENSA/EFE/ARCHIVO/FERNANDO BIZERRA JR

El tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, Joao Vaccari Neto, detenido este 15 de abril en el marco de las investigaciones por el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, renunció al cargo, informó la formación liderada por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

«Por asuntos de orden práctico y legal, Joao Vaccari Neto solicitó su separación de la Secretaría de Financias y Planificación del PT», informó el Partido de los Trabajadores en un comunicado en el que, sin embargo, expresó su solidaridad para con el ahora extesorero y su familia.

El mayor partido de izquierda de América Latina calificó la detención de «innecesaria e injustificada» debido a que desde el comienzo de las investigaciones, alegó la formación, Vaccari Neto siempre se mostró disposición de las autoridades para ofrecer aclaraciones y acudió a una comisaría cuando fue convocado para interrogatorio.

«Reafirmamos nuestra confianza en la inocencia de Joao Vaccari Neto no sólo por la conducta que mantuvo al frente de la Tesorería sino también porque, bajo el dominio del Estado Democrático de Derecho, prevalece el principio fundamental de que todos son inocentes hasta que se pruebe lo contrario», según el comunicado.

La nota fue divulgada por la dirección del PT tras una reunión de urgencia y a puerta cerrada entre el presidente de la formación, Rui Falcao, y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los principales líderes y fundadores de la formación.

El tesorero del PT fue acusado de participar de corruptelas en Petrobras mediante su supuesta mediación para que empresas constructoras que presuntamente pagaban sobornos para ganar contratos con la estatal realizaran donaciones, ya legales, al partido en el Gobierno.

Las donaciones, pese a que eran declaradas ante las autoridades electorales y ante el Fisco, supuestamente eran la contrapartida de las contratistas de Petrobras a su favorecimiento en las licitaciones, según la Fiscalía.

De acuerdo con las investigaciones, Vaccari Neto negoció las comisiones que el PT supuestamente recibió por amparar la firma de contratos entre Petrobras y las empresas privadas que formaban parte de la red de corrupción, que se cree que operó durante más de una década y que desvió miles de millones de dólares de recursos públicos.

El exgerente de Petrobras Pedro Barusco y el cambista Alberto Youssef, que están detenidos y se han acogido a sendos procesos de colaboración judicial a cambio de una futura reducción de condena, acusaron directamente a Vaccari Neto de participar en esas maniobras y de cobrar comisiones millonarias en efectivo.

Tanto ante la Policía como en el interrogatorio al que fue sometido la semana pasada en una comisión parlamentaria que investiga el escándalo, Vaccari Neto negó todas las acusaciones en su contra y por las que fue imputado oficialmente de los delitos de corrupción, asociación ilícita y lavado de dinero.

El PT igualmente siempre manifestó su confianza en el tesorero y se negó a destituirlo o a licenciarlo provisionalmente, hasta ahora.

Esa decisión no era un consenso ya que algunos dirigentes y sectores influyentes del PT y del Gobierno, como el asesor de Asuntos Internacionales de la presidenta Rousseff, Marco Aurelio García, habían sugerido su renuncia al cargo para evitar un mayor impacto político.

De acuerdo con líderes de la oposición, la detención de Vaccari Neto vincula directamente el escándalo al partido en el Gobierno y a la presidenta de la República, ya que su campaña habría sido financiada con recursos desviados de Petrobras.

El antecesor de Vaccari, Delubio Soares, cumple condena por corrupción tras haber admitido su participación en la recaudación y distribución de dinero ilegal en el escándalo conocido como «mensalao» (gran mesada), que estalló en 2005 y causó la peor crisis del Gobierno de Lula (2003-2010).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: