¿Podrá Vásquez?

En los Juego Centroamericanos, Guatemala 1986, Orlando Vásquez había conseguido no solo su clasificación a los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, sino que se consagró como el mejor pesista de centroamérica al ganar el oro en los 52 kilogramos, sin embargo sus números eran discretos, con solo 85.5 kilos en arranque y 105 en envión sería un participante fantasma a nivel de América.

En los Juego Centroamericanos, Guatemala 1986, Orlando Vásquez había conseguido no solo su clasificación a los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, sino que se consagró como el mejor pesista de centroamérica al ganar el oro en los 52 kilogramos, sin embargo sus números eran discretos, con solo 85.5 kilos en arranque y 105 en envión sería un participante fantasma a nivel de América.

Un año más tarde Vásquez estaba en el podio de los imprevisto, con tres medallas en su cuello en Indianápolis. El mejor atleta amateur de todos los tiempos del país, había levantado 95 kilos en arranque y 125 en envión, para un total de 220. Tres medallas de bronce era el recuento de la hazaña, que más tarde fue opacado por los diuréticos encontrados en su cuerpo según la ODEPA.

Desde hace 28 años no ha surgido otro pesista que rompa las barreras de lo fenomenal en este país, siempre fue el mismo Vásquez que limpió su nombre y alcanzó seis medallas más (1991 y 1995), sin embargo esta tarde (5:00 p.m.) su hijo Orlando Vásquez Morales competirá por primera vez en Juegos Panamericanos, su cita será en los 62 kilogramos en Toronto y sus oportunidades son igual que las de su padre en 1987, escasas.

¿Podrá Vásquez hijo sorprender? esa es la esperanza, aunque sus números de 96 kilos en arranque, 131 en envión y 227 en total son segundo en Centroamérica, donde ganó plata en el último campeonato.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: