Cuartos fríos siguen en veremos

Dos años después de haber iniciado la construcción de cuartos fríos en dos mercados de Managua —con una inversión de 5.10 millones de dólares donados por Taiwán— la intención de ese país de dotar de infraestructura para refrigeración para mejorar la calidad de los productos que ofrecen estos centros sigue sin concretarse.

Cuarto frío del Mercado Iván Montenegro. LA PRENSA / JORGE TORRES

Dos años después de haber iniciado la construcción de cuartos fríos en dos mercados de Managua —con una inversión de 5.10 millones de dólares donados por Taiwán— la intención de ese país de dotar de infraestructura para refrigeración para mejorar la calidad de los productos que ofrecen estos centros sigue sin concretarse. El atraso radica en que no hay consenso en torno a su administración.

“Cuando inició el proyecto nos hicieron organizarnos en una cooperativa y nos involucraron en el proyecto. Se suponía que la obra era para nosotros y la teníamos que administrar por petición del donante. Ahora nos hicieron a un lado y no sabemos que va a pasar”, dice Catalina Obando, secretaria de la Cooperativa de Consumo Solidario del Sector Lácteo del Mercado Iván Montenegro.

Una situación similar se registra en el Mercado de Mayoreo y en ambos centros de compras los comerciantes culpan de la demora a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema).

“Con todo esto yo me he retirado de la cooperativa pero se supone que ya están llegando a acuerdos y que la gente de Commema ha prometido que ya los van a echar a andar, pero en realidad no dan fecha”, dice Antonio Aráuz, exdirectivo de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Consumo Solidario y Acopio de Perecederos del Mercado de Mayoreo RL (Cooperma).

La construcción y equipamiento de los cuartos fríos concluyó hace varios meses y fueron inaugurados a inicios de junio por el embajador de Taiwán, Rolando Jer-Ming Chuang y representantes de Ministerio de Economía, Familiar Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca). Sin embargo siguen sin usarse y los comerciantes incluso temen que los equipos se dañen.

Para Obando aunque Commema asuma la administración “por lógica debe hacerlo en coordinación con los comerciantes del sector lácteo”, a menos que decida rentarlos a otras empresas y estas establezcan las tarifas por el servicio.

“Eso nos preocupa porque esa es una inversión grande que solo se pudo dar gracias a Taiwán, esperamos que pronto Commema nos llame para tomar decisiones, independientemente de quien lo administre”, apunta Obando.

El cuarto frío del Iván Montenegro puede guardar unos 7,700 quintales (350 toneladas) de productos lácteos; el del Mayoreo unos 330,000 quintales (15,000 toneladas) anuales de frutas y verduras.