Caída del crudo deja 31% de ahorro

Nicaragua pagó hasta septiembre de este año 31 por ciento menos por la importación de petróleo y sus derivados, según el informe de Comercio Exterior del Banco Central de Nicaragua.

La rebaja en el precio del petróleo ha empujado a la baja el precio de los combustibles en el mercado nacional, beneficiando al sector transporte. LAPRENSA/ARCHIVO

Nicaragua pagó hasta septiembre de este año 31 por ciento menos por la importación de petróleo y sus derivados, según el informe de Comercio Exterior del Banco Central de Nicaragua.

En términos absolutos, la reducción en el precio del petróleo a nivel internacional ha permitido que la economía nicaragüense reciba un oxígeno por 275.5 millones de dólares al facturar hasta septiembre 613.8 millones de dólares.

El año pasado para igual periodo, el país acumulaba un pago por 889.3 millones de dólares, superior a los 884.8 millones de dólares en 2013.

Por componente, “las importaciones de petróleo crudo sumaron 252.7 millones de dólares, cayendo 39.1 por ciento en valor, pero aumentando 11.3 por ciento en volumen”, precisa el máximo órgano bancario del país.

En cuanto a la importación de derivados (gasolinas, diesel y otros), hasta septiembre el país ha pagado 327 millones de dólares, inferior en 25.5 por ciento pagado en igual periodo del año pasado. Sin embargo, en volumen este ha crecido 28 por ciento.

“Dentro de los combustibles, el subgrupo compuesto por gasolinas, diesel y fuel oil sumó 283.7 millones de dólares (cuatro millones de barriles), experimentando una caída en valor de 26.4 por ciento, pero creciendo en volumen 20.3 por ciento”, añade.

Según el BCN, en el periodo analizado las importaciones de crudo y combustibles crecieron en su conjunto 15.5 por ciento, equivalente a 8.3 millones de barriles más que en igual lapso de 2014.

En su última visita, una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la rebaja en el precio del crudo estimulará a nivel interno el consumo debido al ahorro que se está produciendo por el abaratamiento de los combustibles.

“Para el 2015, se estima que el crecimiento del PIB será de 4 por ciento y, en buena medida, como resultado de la baja en los precios del petróleo y los productos agropecuarios”. Gerardo Peraza, jefe de misión del FMI que visitó el país recientemente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: